El satélite de observación del Sol Proba-2 de la Agencia Espacial Europea (ESA) captó este sábado dos eclipses parciales del sol en los que parecía que la Luna y el astro rey eran del mismo tamaño.

El citado satélite da la vuelta a la Tierra unas 14,5 veces al día y por el constante cambio de su ángulo de visión pasó dos veces por delante de la sombra de la Luna durante el eclipse de este sábado.

Así, explica que por una peculiaridad del cosmos, la distancia media de la Luna a la Tierra hace que desde el planeta parezca tener el mismo tamaño del sol que, sin embargo, es mucho más grande.

De vez en cuando la Luna se sitúa entre la Tierra y el Sol, por lo que parece taparla por completo, bloqueando temporalmente su luz y creando un eclipse total a lo largo de la estrecha franja que la sombra de la Luna proyecta sobre la Tierra pero a veces esta alineación provoca que la Luna solamente cubra parcialmente el disco solar.

El sábado se pudo disfrutar uno de estos eclipses parciales en el norte y el este de Europa, en el área septentrional de Norteamérica y en algunos lugares del norte y el oeste de Asia.

Las imágenes fueron obtenidas con la cámara SWAP del satélite, que funciona a longitudes de onda del ultravioleta extremo para captar la corona solar, la atmósfera turbulenta del Sol que presenta temperaturas de aproximadamente un millón de grados, que puede verse al fondo.

/psg