Agentes de la Policía Federal Argentina desarrollaban un operativo en la tarde de ayer lunes en el edificio de Uruguay y Juncal donde posee un departamento la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner, quien prestó declaración ante el juez federal Claudio Bonadio en Comodoro Py.

Los allanamientos se realizaban en el primer y cuarto piso, departamentos propiedad de Osvaldo De Sousa. Se trata del hermano Fabián De Sousa, socio del empresario Cristóbal López en el Grupo Indalo.

El operativo se desarrollaba por orden del magistrado en el marco de la causa de los “cuadernos de las coimas”, informaron fuentes judiciales a PERFIL.

En un primer momento se especuló con una posible requisa a la vivienda de la actual senadora nacional por Unidad Ciudadana, ubicada en el barrio porteño de Recoleta, pero eso no se puede hacer hasta que el Senado lo autorice, algo que se debatirá el miércoles en el recinto.

Gregorio Dalbón, uno de los abogados de CFK, confirmó que el operativo transcurría en los pisos primero y cuarto, pero no así en el quinto, donde reside su defendida. El letrado calificó todo el incidente como “un gran circo” y cuestionó al juez de la causa.

/gap