La Supercopa de Europa se definirá con una nueva edición del Derby de Madrid. Este miércoles el Real y el Atlético protagonizarán el duelo decisivo en un curioso estadio con capacidad para 12.000 personas: el Le Coq Arena de Tallín, en Estonia.

Originalmente, la casa del FC Flora Tallín cuenta con unas instalaciones para 10.000 localidades; sin embargo, desde la UEFA acondicionaron el recinto y sumaron 2.000 butacas más. Lejos quedó de las 80.000 plazas del Santiago Bernabéu o las 67.000 del flamante Wanda Metropolitano.

De esta manera, la elección de la cancha sorprende por la poca cantidad de personas que podrán presenciar el cotejo entre el campeón de la Champions League y el de la Europa League. Lo que también limita la presencia de la prensa que quiera cubrir el choque.

La sede fue escogida con la intención de celebrar el centenario de la República de Estonia, que se independizó del Imperio Ruso en 1918, y será la sexta ciudad en albergar esta competencia desde 2013, año en que se decidió terminar con Mónaco como ubicación única. Praga (República Checa), Cardiff (Gales), Tiflis (Georgia), Trondheim (Noruega) y Skopie (Macedonia).

/gap