Como cada martes, esta mañana el ministro del Interior, Gonzalo Blumel, junto a autoridades de Carabineros, realizaron el tradicional balance policial relacionado con el control del orden público en medio de la pandemia de Covid-19 que actualmente está afectando al país.

Dicha vocería se produce, además, en el contexto que se estaría preparando un ajuste en el gabinete ministerial, el que afectaría a Blumel según algunas versiones cercanas al gobierno.

De acuerdo a lo informado por ambas instituciones, en los últimos siete días se registraron 18.748 detenciones en el país, de las cuales 13.021 corresponden a delitos contra la salud pública.

Dichas cifras representan una caída en relación a las cifras del balance semanal anterior, en el que se habían reportado 19.657 privaciones de libertad (4% menos) y 13.958 aprehensiones por infracciones sanitarias, es decir, un 6% menos que las reportadas esta semana.

El ministro Blumel indicó que “hemos puesto como objetivo en materia de seguridad, el desarticular bandas y también controlar, contener y poner a disposición de la justicia al narcotráfico. Desde que se inició este año, en materia de drogas, ya van más de 7.500 kilos de droga incautada”.

Además destacó que “en materia de bandas desarticuladas, en el año van 604, y por lo tanto también es un esfuerzo importante”.

Finalmente hizo énfasis en “la incautación de armas de fuego. En el año van 1.435 armas de fuego, y eso es de la máxima importancia. Yo quiero valorar y reconocer ese trabajo porque las armas de fuego que son incautadas, que son recuperadas, son armas de fuego que no están al servicio de la delincuencia y los delincuentes, que no dañan a la ciudadanía, que no permiten la comisión de delitos y que también protegen a Carabineros, porque no se usan para poder atacar a quienes cumplen la función de resguardar nuestra seguridad y el orden público”.

/psg