La segunda apuesta de Samsung para el mercado de gama alta de terminales móviles ya es toda una realidad en el mercado, y nosotros ya hemos podido dar uso y comprobar lo que ofrece el Samsung Galaxy Note 9… y no es poco ya lo adelantamos. Indicamos las sensaciones que nos ha dejado y los resultados obtenidos por este ya clásico modelo en el que la existencia del stylus S Pen se mantiene como uno de sus rasgos diferenciales.

Este modelo nos ha dejado muy claro que no desea ser una revolución, esto ocurrirá con toda seguridad en 2019 con la nueva generación de producto de este modelo. Pero esto no quiere decir que no existan novedades interesantes, especialmente en apartados clave donde se debía y podía evolucionar. Por lo tanto, es evidente que hablamos de un modelo que encaja como un guante en la gama alta de producto, y que se ha tenido en cuenta lo que menos gustó de su predecesor tanto en lo que tiene que ver con el hardware como en diseño. Por cierto, son tres los colores en los que llega el Samsung Galaxy Note 9 al mercado español: azul (único con 8 GB de RAM, y que es el que hemos probado), violeta y, finalmente, negro.

Imagen Samsung Galaxy Note 9 con el juego Fortnite

Sin más, pasamos a indicar lo que nos ha parecido el Samsung Galaxy Note 9 en las pruebas a las que le hemos sometido y, cómo no, también dejamos las impresiones y opiniones al probar el terminal. Un detalle a tener en cuenta es que este análisis, como otros de modelos de gama alta que realizamos en MovilZona, hay que considerarlo como vivo: iremos añadiendo más datos y detalles con el paso del tiempo a la vez que damos uso al smartphone de Samsung:

Estética del Samsung Galaxy Note 9

Aquí es, posiblemente, donde se ve más claramente la tendencia general con el Samsung Galaxy Note 9: este modelo no ofrece opciones disruptoras, pero sí cambios que son positivos y en algunos casos estratégicos. Así, estamos ante un modelo en el que la presencia del metal y cristal (aluminio AL7000 -de grado militar- en el primero de los casos y con protección Gorilla Glass 5 en el segundo), por lo que mantiene los rasgos que se consideran como premium en la actualidad.

En lo que tiene que ver con las líneas no hay grandes novedades, ya que el conjunto de la carcasa del Samsung Galaxy Note 9 es bastante continuista, lo que no significa que sea poco atractivo (ni mucho menos). A destacar que el corte del metal en esta generación se ha realizado con láser, lo que le permite ofrecer un mejor acabado y cierto refinado en su aspecto. Importante indicar que las medidas del terminal son de 161,9 x 76,4 x 8,8 milímetros y que el peso sube a los 201 gramos. Es decir, que es más grueso y pesado que el Galaxy Note 8, lo que sorprende, pero como comentaremos hay una razón para ello -y, a nuestro juicio, es tan válida que hace que este desarrollo quede en el olvido en el primer día de uso del nuevo dispositivo-.

La distribución de los botones no varía ni un ápice, con el de encendido en la parte derecha y el propio de gestión del volumen a la izquierda acompañando al propio para el asistente Bixby. Tampoco hay cambios en el Samsung Galaxy Note 9 en lo que tiene que ver con la bandeja para las tarjetas, que está en la parte superior, no en lo que encontrarás en la zona baja del terminal: el puerto USB tipo C; uno de los altavoces estéreo que se incluye; el espacio en el que se guarda el S Pen; y, finalmente, una buena noticia: se mantiene la toma de auriculares. Bien por La compañía coreana, si hay espacio no está de más ofrecer esta opción a los usuarios.

Los grandes cambios en lo que tiene que ver con el diseño llegan en la parte trasera que, como en todos los modelos acabados en cristal, las huellas se quedan bastante marcadas en este lugar. El caso, es que el lector de huellas de forma rectangular -de excelente comportamiento tanto por rapidez como por respuesta- está situado bajo la cámara de dos sensores que se orientan en horizontal. Esto hace que su uso sea mucho más sencillo y, por lo tanto, la ergonomía ha mejorado de forma radical para todo tipo de usuarios independientemente del tamaño de sus manos o que sea diestro o zurdo. Un cambio acertado y que viene a dar respuesta a lo demandado para mejorar respecto a su predecesor (alguno podría pensar que encontrar este accesorio bajo la pantalla llegaría con el Samsung Galaxy Note 9, pero todo apunta que esto será así en 2019).

En definitiva, un modelo este Samsung Galaxy Note 9 que es bastante continuista pero esto no le resta atractivo alguno. Llega con ligeras mejoras en el diseño como el acabado por corte láser o el cambios comentados en el lector de huellas. Es decir, que se ha atacado lo que era necesario y mejorable sin crear un nuevo smartphone disruptor en lo que tiene que ver con su aspecto.

Panel del Samsung Galaxy Note 9

Pantalla del Samsung Galaxy Note 9, una calidad sin fisuras

En algún momento se especuló con la posibilidad de integrar un panel 4K en el Samsung Galaxy Note 9, pero esto no ha ocurrido. No creemos que esto sea precisamente un problema, ya que no hay muchas justificaciones para que un terminal móvil de uso a un componente de este tipo -y los problemas de consumo que podría acarrear-. Por lo tanto, que se mantenga uno HD+ consideramos que es un acierto ya que ofrece la máxima calidad que actualmente se puede encontrar en la gama alta de producto.

La gran diferencia que ofrece el Samsung Galaxy Note 9 frente al Galaxy Note 8 respecto a su pantalla es que esta es más grande, ya que llega a las 6,4 pulgadas (con esto se consigue que este modelo siga siendo el de panel Super AMOLED de gama alta más grande de lo que tiene la firma, lo que mantiene su esencia). Con un ratio de 18.5:9, no se incluye notch -lo que seguro que es una buena noticia para más de uno- y el aprovechamiento del frontal es excelente con un 83,4%, un 0,2 más sin que por ello se pierda precisión en la tactilidad y un excelente acabado en los bordes curvos de su acabado Edge.

Zona superior de la pantalla del Samsung Galaxy Note 9

La definición que hemos comprobado que ofrece la pantalla del Samsung Galaxy Note 9 es excelente, algo en lo que ayuda bastante que su densidad de píxeles sea de 516 ppp, y lo que sí nos ha quedado claro es que el brillo es mucho mejor que en su predecesor -con picos de más de un 25%, y supera sin problemas al Google Pixel 2 XL, por poner un ejemplo- y posiblemente sea de lo mejor que hemos visto hasta la fecha en un smartphone. También hay que destacar el excelente contraste que permite mostrar colores intensos y que no abusan de la saturación pese al tipo de panel utilizado. Los negros, como es habitual, simplemente perfectos.

Un detalle que se mantiene en el software del Samsung Galaxy Note 9 es que es posible cambiar la resolución que se utiliza en el panel del terminal. De esta forma, se puede ejercer un control en el consumo (que ya indicamos que por las pruebas que hemos realizado es muy similar al del Galaxy Note 8 pese al aumento del brillo). Las opciones son las ya conocidas: HD+; Full HD+; y QHD+. Un detalle para finalizar y que es muy positivo es el de la gestión del brillo automático, ya que se reconocen sin problema alguno los espacios y luminosidad en las que se está y, además, el cambio en todos los casos que hemos aplicado es rápido y eficiente. Excelente aquí el Samsung Galaxy Note 9.

Zona inferior de la pantalla del Samsung Galaxy Note 9

Análisis en vídeo del LG G7 ThinQ

A continuación, dejamos el repaso en vídeo del smartphone del que hablamos en un análisis por parte del compañero José Morales de Android Ayuda. En él, se puede ver todo lo que ofrece este terminal:

Hardware, heredero del Galaxy S9… y para bien

Esto lo decimos por varias razones. La primera es que el Samsung Galaxy Note 9 es un modelo que integra el Galaxy S9, y esto es sinónimo de potencia. El caso es que el SoC Exynos 9810 de ocho núcleos (y arquitectura Mongoose con fabricación de 10 nm), trabaja a una frecuencia máxima de 2,7 GHz y la GPU Mali-G72 MP18 deja una excelente sensación al ejecutar todo tipo de aplicaciones que van desde las de retoque de imagen, pasando por la de creación y, como no, los juegos (donde en títulos como Asphalt 9 la fluidez es excelente, pero un poco inferior a los equipos con Snapdragon 845 con su Areno 630). Va bien servido el terminal.

Imagen frontal del Samsung Galaxy Note 9

La memoria responde de forma mucho más que buena. Nos explicamos: la RAM de 8 GB ha demostrado capacidad sobrada para ejecutar todo tipo de trabajos en multitarea y que al procesador no le falte información para gestionar, por lo que no existe cuello de botella alguno y, además, su velocidad es muy buena. El almacenamiento, por su parte, literalmente vuela en procesos de lectura y, en los de escritura, aunque las métricas son algo inferiores también responden sin problemas. Además, no hay que olvidar que los 512 GB que ofrece el modelo que hemos probado es posible ampliarlos con la misma cantidad con una tarjeta microSD. Un buen detalle este, pero es complicado que un usuario habitual de uso a un espacio tan grande, pero esto depende de cada uno, claro.

Estos son los resultados que hemos obtenido en las pruebas de rendimiento sintéticas que habitualmente utilizamos en MovilZona:

La conectividad, como siempre en los modelos de gama alta de Samsung, no tiene fisura alguna. Todo está presente y hay que destacar el buen comportamiento que ofrece con las redes móviles (no ha llegado la opción del 5G, lo que de nuevo será una opción en 2019 con total seguridad), donde hemos conseguido picos de descarga superiores a los 70 Mb/s en, algo que no es precisamente habitual, y la conectividad WiFi se ha comportado de forma excelente, lo que se debe sin duda alguna a la inclusión de tecnología MU-MIMO. No le falta Bluetooth 5.0, de buen comportamiento en las pruebas que realizamos con diferentes dispositivos, ni NFC.

En el apartado de la seguridad, aparte de ser compatible con Knox el Samsung Galaxy Note 9, hay que destacar que se incluye en este modelo reconocimiento facial. Y sin llegar a dar uso a tecnología 3D con profundidad, se ha optimizado la combinación del uso de las cámaras y sensores con el reconocimiento de iris. Así, este último cuando la luz no es buena pasa a un segundo plano lo que a nuestro juicio mejora la efectividad. Buen comportamiento y hay mejora, pero todavía existe camino por recorrer ñ para ser el mejor del mercado. Por cierto, que al terminal no se le ha quitado la protección frente al agua y el polvo, manteniéndose esta compatible con el estándar IP68, y su efectividad como hemos comprobado es perfecta.

Imagen trasera del Samsung Galaxy Note 9

El control de temperatura es uno de los mantras de esta gama de producto desde hace dos generaciones, y lo cierto es que el que ofrece el Samsung Galaxy Note 9 es interesante comentarlo. Se ha integrado refrigeración líquida para controlar al máximo que el calor nos a un problema. No existe un sistema de tuberías complejo en el interior, sino que se ha implementado un elemento metálico de grandes dimensiones que evita que se alcancen altas temperaturas, y lo cierto es que resulta bastante efectivo -sin llegara a ser espectacular-, tanto si se juega como si se ejecuta la solución DeX para que el terminal se comporte como un ordenador. El caso, es que no se tendrán malas experiencias a este respecto como nos ha quedado claro y, mucho menos, que exista peligro alguno al utilizar el Samsung Galaxy Note 9.

Autonomía del Samsung Galaxy Note 9

Pues aquí está una de las grandes novedades que existen en el nuevo dispositivo, ya que se ha aumentado la carga de la batería de forma considerable comparado con el modelo al que sustituye en el mercado. Así, este ahora tiene un componente de 4.000 mAh, y hemos de decir que es todo un acierto el acometido por la firma coreana y que justifica su mayor grosor y peso. Aprobar en este apartado el smartphone, hay que decir que se cumple con lo que se anuncia: da para utilizar de forma holgada el terminal todo el día y la noche. En nuestras pruebas llegar a un día y medio de uso habitual es posible, y si se utiliza de forma intensiva se supera uno sin muchos problemas, algo poco visto en modelos de su gama de producto.

Con la pantalla las horquillas dependen de la resolución y brillo que se utilice, pero lo que ha quedado claro es que hay un buen equilibrio hardware/software del Samsung Galaxy Note 9. Así, con calidad Full HD+ con el brillo a media intensidad, superar las nueve horas de uso sin apagar el panel es siempre posible.

El Samsung Galaxy Note 9 es compatible con recarga rápida, compatible con Quick Charge 2.0 (una pena que no se dé uso a un estándar superior) y, además, también se puede utilizar la opción inalámbrica. En el primero de los casos los tiempos son los habituales, con algo más del 50% de carga en 30 minutos. La opción sin cables, compatible con Qi, es más lenta que la anterior -ya veremos si con el propio accesorio anunciado por la firma coreana esto cambia-. Las marcas que conseguimos es rellenar 50% en un par de horas y, siempre, sin problemas de temperatura.

S Pen: novedades importantes y funciones más avanzadas

Para las nuevas funcionalidades que se han implementado en este accesorio, característico de la gama Galaxy Note, se ha incluido compatibilidad con tecnología Bluetooth, concretamente la de bajo consumo. No se aumenta ni las dimensiones ni especialmente el peso del stylus, lo que son buenas noticias, ya que de esta forma su manipulación es igual de buena que siempre. Por cierto, que en el interior de este elemento no se incluye una batería como tal, ya que la energía que se guarda lo hace en un superconductor que permiterecargas para usar el S Pen durante 30 minutos o 200 clics en sólo cuarenta segundos -buena decisión la de emitir un aviso de inserción del accesorio si no se está usado y no está colocado en su hueco en el Samsung Galaxy Note 9, ya que de esta forma no se tiene problemas de uso por un olvido-.

S Pen del Samsung Galaxy Note 9

La nueva opción de uso que más llama la atención es la de control remoto, y siempre sin perder todas las funcionalidades anteriores. Así, por poner un ejemplo, es posible dar uso al botón del S Pen con diferentes opciones:

  • Hacer una foto desde la aplicación cámara (si se pulsa dos  veces el botón se cambia entre los sensores traseros y el frontal)
  • Ver imágenes a modo de diapositivas en aplicación Galería, una pulsación siguiente foto dos anterior
  • Avanzar en una presentación que se realiza en modo DeX con el Samsung Galaxy Note 9
  • Gestionar la reproducción en aplicaciones de contenidos multimedia, lo que nos ha parecido de forma muy clara lo mejor de esta nueva generación del S Pen

Por cierto, que la nueva opción de colorear en PENUP, la aplicación propia del S Pen en el Samsung Galaxy Note 9, es de lo más interesante. Se gana en precisión -pese a que no se aumente la que ofrece el stylus, y la cantidad de opciones disponibles es mucho mayor. La posibilidad de crear una imagen propia calcando lo que se ve en una foto es también útil y llamativa. Interesante también los colores que ofrece el stylus, que marcan el trazo con la misma tonalidad en la pantalla, y claramente el que es amarillo es el más destacable.

Es importante comentar que la compatibilidad con las diferentes aplicaciones no es la más amplia posible -aunque no faltan las propias del terminal y algunas conocidas como YouTube o Spotify-, algo lógico ya que se acaba de anunciar el Samsung Galaxy Note 9. Por suerte, la firma coreana ha confirmado que el SDK de integración en el software será liberado, por lo que esto cambiará con el paso del tiempo.

Fotografías con el Samsung Galaxy Note 9

Aquí está bastante claro que se hereda lo que ya ofrece el Galaxy S9+ y esto son buena noticias ya que la calidad a la hora de conseguir fotos es por ello muy elevada. En lo que tiene que ver con el hardware, la cámara principal es un modelo con dos sensores de 12 + 12 megapíxeles (angular y telefoto), ambos con estabilización óptica y en el primero de los casos con apertura variable de F:1.5 a F:2.4. A esto le acompaña que es tipo Dual Lens y que gracias a que el segundo elemento (F:2.4) es capaz de realizar tomas con efecto bokeh y zoom óptico 2X. Por cierto, que la cámara frontal es de 8 Mpx, con un focal de F:1.7.

Cámara del Samsung Galaxy Note 9

Uno de los mejores avances que ofrece el Samsung Galaxy Note 9 es que la detección de escenas (20 predefinidas, donde no falta el Modo noche, el propio para las comidas y, también, los paisajes y fotos d vegetación) es mucho mejor tanto por el acierto como por la rapidez, y esto hace que la Inteligencia Artificial integrada sea mucho más útil(especialmente a la hora de dar uso al modo automático que, sin duda, es el más utilizado por los usuarios). Aparte, nos ha gustado mucho el sistema de ayuda -Flaw Detection-que permite solucionar y prevenir errores al hacer una foto. Un ejemplo de lo que decimos es que si se tiene manchada la lente o si en un primer plano se saca a una persona con los ojos cerrados, el terminal manda un aviso para que se tomen las medidas oportunas. Un buen añadido que evita sorpresas desagradables y que, la verdad, es que funcione a las mil maravillas.

Estos son algunos ejemplos de las fotos que hemos obtenido al utilizar el Samsung Galaxy Note 9:

En lo que tiene que ver con la calidad de las fotos propiamente dichas, la calidad en todo tipo de situaciones es muy elevada, sin que detectásemos especiales problemas con la luz intensa o con la falta de esta. En general, el ruido es muy bajo y no aparecen aberraciones con el post-procesador -que, por cierto, es muy rápido-. Bien en el rango dinámico y con el balance de blancos, la velocidad entre el disparo y la toma es excelente, con un autoenfoque que es de lo mejor del mercado. Lo que menos nos ha gustado es que en algunas ocasiones, el Modo desenfoque (enfoque dinámico llamado por Samsung) en ocasiones no ofrece una gran definición y tiene algunos problemas. Pero nada que le haga no ser un buen modelo a la hora de aplicar bokeh.

Con un zoom óptico 2X muy bueno, sin que encontrásemos pérdidas evidentes, hay que decir que la aplicación es muy buena, creemos desde hace tiempo que la firma coreana tiene una de las mejores que existen. Rápida, llena de opciones y con un uso de gestos muy bien implementado. Por cierto, que los AR Emoji son una posibilidad presente y que tiene un buen número de opciones disponibles. En definitiva, que se sigue la senda marcada por el Galaxy S9 y, por lo tanto, el Samsung Galaxy Note 9 es un excelente terminal.

Apertura de los sensores del Samsung Galaxy Note 9

En lo que tiene que ver con el vídeo tres detalles a destacar: al utilizarlo el enfoque es muy rápido, lo que es especialmente importante con grabaciones 4K. Aparte, hay que decir que por la noche sufre un poco más de lo esperado y, finalmente, que la posibilidad de grabar a 960 frames, permitiendo resultados muy llamativos y con una gran sencillez a la hora de encuadrar y ejecutar esta opción.

Conclusión

Un modelo atractivo en todo tipo de apartados, con un diseño que sin ser novedoso, sí que mejora en opciones que eran necesarias, como por ejemplo la ubicación del lector de huellas, y otras que le hacen más atractivo, como los nuevos colores del S Pen. Con un funcionamiento excelente y autonomía que es realmente buena, está claro que este es uno de los mejores gama alta del mercado. Su pantalla es simplemente espectacular, así de sencillo.

Tinta del S Pen del Samsung Galaxy Note 9

Una pena que no ofrezca más novedades que sean diferenciales, como por ejemplo el acceso a redes  5G o el lector de huellas en la pantalla, pero lo cierto es que este modelo es excelente. Además, lo nuevo que ofrece con el stylus que ahora es compatible con Bluetooth supone un buen salto evolutivo en usabilidad. El control del calor es bastante bueno, pero quizá esperábamos algo mejor -pero siempre destacando en el mercado-.

Lo mejor

  • Excelente rendimiento
  • Gran autonomia
  • Pantalla de una calidad fuera de duda
  • Las mejoras del S Pen son muy interesantes

Lo peor

  • Algo grande para muchos
  • Debería incluir más novedades disruptoras

Puntuación del Samsung Galaxy Note 9

/psg