En las más diversas locaciones el fotógrafo Albert Pocej se dio a la tarea de retratar mujeres. Hasta ahí nada particular, el punto es que no lo hizo en actividades que uno vea en la calle, sino que capturó el momento en que ellas alcanzaban el orgasmo.

Lituano radicado en Mónaco, se puso el desafío de convocar 15 voluntarias las cuales muestran el momento en que llegan al clímax en imágenes blanco y negro, bien cuidadas.

Pocej se tomó este proyecto como un reto personal para poder capturar el momento exacto en el que las mujeres alcanzan el punto más alto del placer físico. Pero ¿cómo llegó a esta idea? Él asegura que fue al despertar después de haber soñado con ella. Simplemente se levantó y supo que debía hacerlo. Fue así como trató de explorar el orgasmo femenino a través de un experimento fotográfico que se centra en el pleno disfrute de la mujer.

Aunque al principio pensó que iba a ser imposible, ya que era muy difícil conseguir modelos que quisieran involucrarse en un proyecto así, Albert no se rindió y le escribió a cuanta mujer conocía. Luego de varias respuestas negativas, por fin logró reunir las 15 voluntarias.

Todas ellas experimentaron orgasmos reales durante este proyecto. Y con el objetivo de alcanzar mejores resultados, en ocasiones Albert utilizó fotografía con exposición temporizada, que muestra una imagen cada segundo de forma automática mientras se está en otro lugar, esto ayudó a varias modelos a relajarse, debido a que Albert quería capturar la sensación real del orgasmo y no ninguna actuación de un proyecto cliché.

El profesional asegura que una de las motivaciones de esta muestra está en el hecho de que cada ser humano es diferente, por lo que también lo son sus orgasmos.

La muestra completa de fotografías la puedes ver aquí.

expo-orgasmos-2

expo-orgasmos-1

expo-orgasmos-3

expo-orgasmos-4

expo-orgasmos-5

/psg