Nuevos antecedentes entregó la fiscalía de La Araucanía sobre el hecho ocurrido la semana pasada en la región y que culminó con una niña de nueve años lesionada.

Fue durante la noche del viernes cuando un grupo de sujetos interceptó tres vehículos que circulaban en la ruta CH-182, que une las localidades de Collipulli y Angol. Según los primeros antecedentes, los responsables dispararon, obligando a los ocupantes de las máquinas a descender, para luego incendiar estas últimas.

En uno de ellos viajaba A.P., transportista de carga, junto a su esposa e hija, quien resultó gravemente herida. De acuerdo al hombre, los responsables dispararon directamente a la máquina.

Aquello fue confirmado hoy por el Ministerio Público, desde donde indicaron que los atacantes dispararon directamente a las cabinas de los camiones; y que la máquina donde viajaba la niña tenía seis impactos balísticos, algunos de escopeta y otros de proyectil único.

“El Ministerio Público ha desarrollado, en coordinación con la PDI, una serie de diligencias de indagación donde se ha podido establecer a partir de la versión de las víctimas, trabajo de peritos en el sitio del suceso y del análisis de los vehículos involucrados, que fueron al menos cuatro las personas que cometieron este delito”, explicó el fiscal de Alta Complejidad Carlos Cornejo.

Y agregó: “Estos sujetos portaban armamento tanto largo, como corto, y también la circunstancia que los disparos que efectuaron los realizaron directamente hacia la cabina de los tres vehículos involucrados”.

Así también, que los restos retirados de la espalda de la víctima corresponderían a una bala y no a un perdigón como se creía en un comienzo.

“La menor de edad fue sometida a una cirugía en el hospital regional de Temuco, donde se logró por parte del personal médico extraer el proyectil que dio en su cuerpo y correspondería a un proyectil único, calibre 22”, cerró.

El hecho ocurrió en medio del conflicto en la macrozona sur, y a días que el Gobierno enviara el proyecto Juan Barrios, que recoge el caso del camionero que murió luego que desconocidos incendiaran el camión en el que descansaba, y que busca equiparar la sanción por atentado a la cabina de una máquina a las de una casa-habitación.

También motivó la concurrencia de la subsecretaria de la Niñez, Carol Bown, a la zona, y que el Gobierno y la Defensoría de la Niñez presentara querellas por homicidio frustrado.

/psg