Chloe Rose es completa: inteligente, divertida y absolutamente hermosa. La nueva conejita destaca por su elegante cabello castaño, sus llamativos ojos y su forma de reloj de arena totalmente natural. Con residencia actual en Alemania, esta nativa sudafricana posó para distintas publicaciones antes de fichar para Playboy. “Es un honor”, dice de entrada. “Mis mejores activos son mi cara, los senos, la cintura y detrás”, nos cuenta. “Me gusta mi cara porque es expresiva, mis pechos porque son alegres, y mi cintura y detrás porque le dan a mi figura una forma hermosa. “Cuando se trata de la vida fuera del modelaje, por lo general, puedes encontrar a esta chica morena meditando, dibujando o pasando tiempo con la familia. “Mi talento especial es que puedo dibujar y pintar”, nos dice. “Y no puedo vivir sin reír, meditar y mi familia”, finaliza.

/psg