El Barça arrancó en la Liga con un triunfo trabajado y merecido ante un Alavés que ha aguantado algo más de una hora con mucho trabajo y disciplina. Pese a que costó en el primer tiempo, el conjunto barcelonista acabó pasado por encima del conjunto de Abelardo, demasiado poco ambicioso para llevarse algo del Camp Nou ante un Barça que tuvo la humildad de saber trabajar bien en defensa para evitar sustos en el debut liguero. Messi derribó el muro vitoriano de falta directa. Una más para la colección, pero no una cualquiera: supuso el gol 6.000 del Barça en la Liga y sirvió para encarrilar un partido que el Alavés, con mucha disciplina, había puesto muy cuesta arriba. Leo fue una vez más el faro del Barça, con desborde, estrategia, visión de juego y liderazgo. Coutinho, revulsivo en la segunda parte, sentenció un marcador que Messi, con otra genialidad y demostración de clase a pase de Luis Suárez, remató al final.

Con los nuevos fichajes en el banquillo, quedó bastante claro que hoy por hoy, para Valverde, el once ideal está formado por jugadores de su primer año. En el caso del debut ligueron, con Sergi Roberto en el centro del campo y Semedo como lateral derecho titular. El Barça campeón, pero un año mayor y sin Iniesta.

Faltó brillantez en un dominio del Barça casi constante. Es un partido que se repite sistemáticamente en un porcentaje muy alto de los visitantes del Camp Nou. El Alavés de Abelardo ejecutó ese conocido guión a la perfección: 4-5-1 en defensa, sin dejar apenas espacios, para salir por las bandas tras cualquier recuperación. Varias veces Ibai o Jony buscaron al punta, Sobrino, que creó algún problema a Piqué y Ter Stegen, que en principio resolvieron con acierto.

El conjunto azulgrana, con los laterales muy avanzados pero bien protegidos defensivamente por Sergi Roberto y Rakitic, empleó pases largos para mover el balón de lado a lado y obligar a la zaga alavesa a abrirse. Sin embargo, el conjunto del ‘Pitu’ Abelardo no perdió la compostura.

Hasta bien entrado el partido, el Barça dominó sin generar ocasiones. Sólo un balón cruzado de Messi, un pase para la subida de Jordi Alba que remató al lateral de la res o un chut lejano del argentino. Siempre Messi. Hasta que él mismo buscó una falta en su ubicación y distancia preferidos: cerca de la frontal, algo escorado a la derecha del ataque. El tiro fue al larguero y después cayó justo frente a la línea de gol. Un minuto después, Dembélé, tras combinar con Leo, se plantó solo ante el meta, pero falló. Y todavía Suárez y Dembéle, tras combinación con Alba, desperdiciaron dos buenas ocasiones antes del descanso.

Coutinho fue el revulsivo para el segundo acto. Desplazó a Sergi Roberto la lateral derecho y el Barça subió un par de pistones su intensidad. El primer cuarto de hora tras el descanso fue eléctrico, el Barça monopolizó el balón incluso más y al Alavés se le empezó a hacer todo más largo. Alba se internó hasta boca de gol y casi supera a Pacheco, pero por muy encerrado que estuviese el Alavés el muro no caía.

Hasta que Messi fue objeto de una nueva falta al borde del área, clarísima. Se la hizo Duarte, que le zancadilleó después de haber driblado a dos defensas. Esta vez la tiró por bajo.Gol seis mil del Barça en la Liga, obra de un futbolista que parece tener seis mil maneras diferentes de chutar una falta.

Un tímido intento de reacción del Alavés llegó en el tramo final con más corazón que ideas. Obligó, eso sí al Barça a mantener el esfuerzo hasta el final. Suárez pudo haberlo dejado todo sentenciado poco después del 1-0 tras un error defensivo, pero falló ante Pacheco. Como perdonó Coutinhotras asistencia magistral de Messi. Un minuto después, sin embargo, cerraba el partido con un gran disparo tras recibir de Arthur, situado como medio centro al lado de Busquets para controlar mejor el partido.

FICHA TÉCNICA

FC Barcelona: Ter Stegen; Semedo (Coutinho, 46’), Piqué, Umtiti, Alba; Sergi Roberto, Sergio Busquets (Arturo Vidal, 85’), Rakitic; Messi, Suárez, Dembélé (Arthur, 76’)

DEP ALAVÉS: Pacheco; Martin, Laguardia, Maripan, Duarte; Ibai, Wakaso, D. Torres (Adrián Marín, 68’), Manu, Jony (Borja, 68’); Sobrino (Burgui, 71’)

Goles: 1-0, Messi (63’); 2-0, Coutinho (min. 84); 3-0, Messi (min. 90)

Árbitro: Sánchez Martínez (Comité Murciano). Tarjetas a Torres (10’), Maripán (40’)

Estadio: Camp Nou. 52.356 espectadores

/Escrito por Joan Poquí para Mundo Deportivo