El jueves 9 en la tarde, cuando comenzaron los primeros rumores de cambio de gabinete, un nombre concentró la atención de la DC.

La posibilidad de que el doctor Luis Castillo asumiera como subsecretario de Redes Asistenciales, cargo que ya había ocupado en el gobierno anterior de Sebastián Piñera, provocó molestia entre los falangistas. A Castillo la oposición le enrostra haber negado entre los años 2000 y 2003, mientras se desempeñó como director del Hospital Clínico de la UC, la existencia de informes y muestras anatomopatológicas del cadáver del exmandatario Eduardo Frei Montalva. Recién en 2003, durante un allanamiento ordenado por el juez Alejandro Madrid -quien investiga el homicidio de Frei Montalva- se logró encontrar en dependencias del hospital los resultados de la autopsia realizada al expresidente.
Antes de la ceremonia de cambio de gabinete, el jefe de bancada de diputados de la DC, Matías Walker, se comunicó con un miembro del comité político de Piñera para advertirle que si Castillo llegaba a Salud, fuera como ministro o subsecretario, se dañaría la relación de la DC con el gobierno.

Poco después, Walker recibió a través del mismo personero un mensaje del propio Presidente Piñera. El Mandatario le aseguró a la DC que había investigado personalmente el tema de Castillo y que no existía un proceso o imputación legal en su contra. Pero fue más allá. Piñera les manifestó que nunca se interpondría en el avance de la investigación del crimen de Frei Montalva y les recordó que pocos días antes se había reunido en La Moneda con Eduardo Frei Ruiz-Tagle, justo después de que prestara declaración en el plenario por el caso de la muerte de su padre.

Las palabras del Presidente no fueron suficientes para calmar los ánimos en la DC. El lunes 13, el timonel de la DC, Fuad Chahín, y el diputado Matías Walker se reunieron con el ministro del Interior, Andrés Chadwick, a quienes le pidieron la salida de Castillo de la subsecretaría, notificándole que la DC evaluaría su actitud de colaboración con el gobierno. Lo mismo transmitió la senadora Carolina Goic.