¿Cuál es la edad en la que una persona se siente peor con su vida? Una investigación estadounidense, basándose en datos de medio millón de personas de 145 países, sostiene que son los 48 años.

El estudio, dirigido por Danny Blanchflower para el Dartmouth College, en Estados Unidos, sostiene que la felicidad tiene forma de “U”. “Sin peros. El bienestar tiene forma de “U”. Ocurre en los países pobres y en los ricos. Lo he encontrado en Europa, en Asia, en América, en Australasia y en África”, explica Blanchflower en declaraciones a Daily Mail.

Así, cuando nos acercamos a nuestro medio siglo de existencia, nuestros niveles de felicidad van empeorando progresivamente, nuestros niveles de estrés están en su punto más alto, nuestras finanzas están bajo presión y a los que todavía tienen pelo, se les pone gris.

Felicidad en forma de “U”

No obstante, como nota positiva, a partir de esa edad, la vida comienza a dar un giro y estamos prácticamente llenos de alegrías hasta llegar a los 70.

| “Las personas y comunidades vulnerables de todo el mundo serán devastadas por esta pandemia, debido a la pérdida de trabajo e ingresos, pero también por el duelo”

Blanchflower preguntó a más de 500.000 encuestados: “En general, ¿cómo de satisfecho estás con tu vida hoy en día?” y encontró que los que estaban a finales de los 40 dieron las respuestas más negativas.

A pesar de que no hay grandes diferencias entre países pobres y ricos, Blanchflower responsabiliza también a la crisis económica de 2008. “Parece que es normal tener una caída en el bienestar a mitad de la vida, pero para muchos, especialmente los que tienen menos habilidades, con poco apoyo social y pocos ahorros, si es que los tienen, la crisis de 2008 fue algo difícil de soportar”.

El hallazgo de este punto más bajo de felicidad en la mediana edad probablemente añade un importante apoyo a la noción de que estar entre los 40 y 50 años exacerba la vulnerabilidad a las desventajas y las crisis.

Blanchflower, al mismo tiempo, señala que la actual pandemia podría replicar los resultados vistos por última vez después del colapso económico de 2008. “Las personas y comunidades vulnerables de todo el mundo serán devastadas por esta crisis, debido a la pérdida de trabajo e ingresos, pero también por el duelo”.

/psg