El presidente de Argentina Mauricio Macri brindó este domingo por la noche una entrevista al periodista Andrés Oppenheimer por la cadena CNN en español, en la que se refirió al escándalo de los “cuadernos de las coimas”, habló sobre las elecciones generales de 2019 y mencionó la crisis que atraviesa Venezuela.

“La argentina ha vuelto al mundo, ha planteado una agenda de reformas que empezó a cumplir a una cierta velocidad. Lo que nos habíamos propuesto en cinco, seis años, de enderezar el déficit fiscal, que es un cáncer en nuestro país, ahora tenemos que hacerlo más rápido”, afirmó el jefe de Estado, y agregó que “en esta emergencia estamos discutiendo con todos los gobernadores cómo vamos a cumplir el déficit para el próximo año”.

Consultado sobre si no hubo un posible “exceso de optimismo”, el líder de Cambiemos sostuvo: “Siempre soy optimista, el país realmente estaba quebrado, sin reservas, sin energía, con cepo cambiario, en default. Pero sigue siendo el país con más potencialidad. Si los argentinos demostramos que aprendimos de nuestros errores lo vamos a hacer realidad” “Los que creen que podíamos atacar violentamente el gasto público al principio de equivoca, políticamente no había espacio para eso. Hoy hay una mayor claridad sobre el problema. Soy optimista en que la Argentina va a retomar el camino del crecimiento”, comentó el mandatario.

Sobre la situación de volatilidad económica, Macri opinó: “Estamos en una situación de tensión que no se va a calmar hasta que no le mostremos a los mercados que vamos a bajar el gasto público. Esta crisis es distinta a la del 2001. A ningún país del mundo le dieron tanto apoyo del FMI, a ninguno le dieron tanto préstamo. Es distinta porque ahora tenemos en claro los objetivos hacia donde vamos, hay un camino claro que hemos delineado”

El presidente, que planteó la reducción de la pobreza como medida evaluatoria de su gestión, aseguró que “aspiran a que haya menos pobres” y lamentó que la inflación no haya bajado este ali como pensaban que sucedería desde el Gobierno. “Lamento mucho que no haya funcionado el proceso de baja de inflación como habíamos previsto”, dijo.

“Muchos dicen que no me conviene que Cristina vaya presa. No hago lo que me conviene, hago lo que le conviene al país. Esto es fundacional para la Argentina y estoy muy contento de que sea en mi presidencia de todo esto salga a la luz. Si a algo me comprometí es a que la ley sea igual para todos. Al país le conviene que haya un sistema judicial independiente, yo no estoy presionando para que sucedan o no sucedan las cosas” (Fuente www.perfil.com).