Muchos definen el estrés como tensión, pero, aún cuando no tiene traducción a nuestro idioma, corresponde más bien decir “sobrecarga” y consiste en un desequilibrio temporal, capaz de inhibir parcial o totalmente el rendimiento deportivo, condicionado por factores fisiológicos, emocionales o psicológicos, inducidos por estímulos provenientes de lo externo y/o interno, de lo específico o inespecífico a la situación agonística.

 

LAS TENSIONES

¿Cuántos deportistas, entrenadores, fanáticos quisieran poder predecir el resultado de una competencia y/o la performance que alcanzará tal o cual equipo y/o atleta?

¿Existe alguna manera de poder “predecir”, anticipar resultados?

Pues bien, si existe esa posibilidad, que nos llevará a no sólo predecir, si no, que a discernir el posible rendimiento que lograrán desarrollar los atletas en la situación agonística, y para ello, debemos estudiar “las tensiones”, y la mejor manera de entender su influencia, es entenderla como un agente estresor.

Muchos definen el estrés como tensión, pero, aún cuando no tiene traducción a nuestro idioma, corresponde más bien decir “sobrecarga” y consiste en un desequilibrio temporal condicionado por factores fisiológicos, emocionales o psicológicos, inducidos por estímulos provenientes del medio externo y/o internos.

Por lo tanto, podemos decir que “sobre los deportistas estarán ejerciendo su acción dos tipos de tensiones;

  • Internas – específicas de la situación agonística;
  • Externas, – inespecíficas de la situación agonística”-.

La tensión es definida generalmente como la antesala para la acción y para la acción de la no acción, es decir, como aquella que va a propiciar la dinámica y la excelencia o como la que va a paralizarnos, a –“no estar” en el partido.

  • Por ello podemos afirmar que en las competencias *trascendentes*, estas determinarán la actuación y rendimiento de los deportistas.

En por ello que, en este caso, en cada atleta o en un grupo de estos:

  • Todo acrecentamiento;
  • Disminución de las exigencias y/o posibilidades, romperá en forma más o menos abrupta la homeostasis, y, por lo tanto
  • Exigirá un esfuerzo adaptativo mayor para enfrentar tal suceso.
  • Tal situación la denomino como *hipertensión psíquica*.

SUS EFECTOS

La dinámica de las tensiones, permite muchas veces la recuperación de la homeostasis, ya que, todo ser humano posee en forma natural los elementos necesarios para enfrentarla y lograr, la mayoría de las veces, la adaptación adecuada.

  • Para ello, los atletas deberán movilizar sus energías de lucha, logrando así estar a la altura de las exigencias de la competencia;
  • De la magnitud de la exigencia y del éxito ansiado

 

SI ESTO NO SUCEDE, LAS TENSIONES SERÁN LA CAUSAL DIRECTA DE:

  • El gol errado o marcado
  • El penal cometido innecesariamente
  • El penal errado
  • Las faltas descalificadoras
  • La baja tolerancia a las frustraciones
  • Las lesiones, especialmente las distensiones musculares que están, directamente relacionadas con los cuadros de ansiedad.
  • Los calambres

y, en el caso de todos los deportes de alta competencia de:

  • Los segundos de más o de menos
  • Los metros de más o de menos
  • Quienes impedirán el mas “Altius, Citius, Fortius” que propugna el Olimpismo.

 

EL VERDADERO AGONISTA

Nuestra experiencia nos ha demostrado que:

  • Un atleta o un grupo de estos, con óptimas condiciones fisiológicas, técnicas, y una cultura táctica adecuada más sin una filosofía deportiva definida’ y un buen manejo de la parte psicológica del proceso competitivo fracasa y/o no llega a realizar plenamente sus potencialidades
  • Atletas no tan bien dotados desde el punto de vista físico-técnico-táctico, pero con una ‘filosofía deportiva y un excelente manejo de los factores psico-emotivos jamás fracasa.
  • Por esta razón debemos entender de una vez por todas que:
  • Una cosa es prepararse para Jugar y
  • Otra para Competir, Vencerse y Vencer.

    

El verdadero hombre del deporte, debe saber, que la mayor Victoria que el puede alcanzar en una justa deportiva, es la de “Vencerse a sí Mismo”

 

FAIR PLAY

El Fair play consiste en:

  • Un respeto por sí mismo -dar lo mejor de uno-;
  • Un respeto por el deporte y el rival -competencia basada en la Lealtad y el Respeto.
  • Desgraciadamente, en un partido decisivo frente a Brasil, por eliminatorias, sacamos lo peor de nosotros como competidores, manchando para siempre nuestra historia deportiva.

La verdadera formación del deportista debe consistir en desarrollar la capacidad para ensanchar la conciencia de modo que:

  • Durante la lucha, la competencia, *uno perciba en el otro el resto de su totalidad*. Sforzini 1981
  • Este es el verdadero origen de la *salutación* inicial que se hace en el Judo. Antes de empezar, cada uno se arrodilla frente al otro y se hacen una profunda salutación:
  • Significa que cada uno agradece al otro por permitirle, mediante su colaboración, participar de la lucha y poder sacar lo mejor de sí, logrando ambos trascender dialécticamente*

Por lo tanto, como lo he planteado en otros artículos y charlas, desde hace cuarenta años:

  • Aún sin la medalla,
  • La marca,
  • El gol,
  • El atleta que cumple con estos requisitos, si bien quede de último, jamás fracasa*
  • Si ha dado lo mejor que tiene, se ha vencido. Esto no es del todo entendido Latinoamérica, lo que nos lleva a un exitismo que nos impide trabajar y mejorar, lo queremos todo y ahora.Es nuestra orientación hacia el fracaso.Por otro lado:
    • El atleta “lleno de cualidades que en forma cuantitativa –no es capaz de expresarse en la justa deportiva, por las razones ya aludidas, no logra el éxito, pero, si triunfos relativos, y de aquí la interrogante:
    • ¿Podremos actualizar todo el potencial ante nosotros mismos?
    • ¿Ante un rival excepcional?
    • ¿Ante cualquier situación o circunstancia?
    • ¿Ante un rival inferior? o,
    • ¿Les sobrepasará la situación y sucumbirán ante sí mismos más que ante el rival?
    • ¿Fracasarán, serán derrotados, triunfarán o tendrán éxito?

     

    CAUSAS Y TIPOS DE TENSIONES

    Las situaciones capaces de generar tensiones son muchas y poseen una línea definida de acción, pudiendo llegar a *disminuir total o parcialmente el rendimiento de los atletas*.

    Para quienes conocen el Síndrome General de Adaptación, (SGA) comprenderán que, si este factor estresante se torna muy intenso o se prolonga demasiado, provoca en el atleta un estado de desequilibrio total o parcial, tanto en su personalidad como en su performance.

    • Su adaptación y utilización nos muestra, por el contrario, al atleta capaz de lo “increíble” y desde ya, esperamos que sea lo que ocurra con nuestros jugadores y cuerpo técnico.

     

    DEFINICIONES

    Denominaré *tensión reactiva aguda* a la que se produce cada vez que un atleta enfrenta situaciones nuevas, especiales y complejas:

    • Es aquella que lo coloca en el periodo de *alarma* del SGA;
    • Adicionándole la “angustia pre-competitiva” que usualmente se presenta 48 horas antes de una competencia importante.

    Si no logran un proceso de ajuste, de adaptación en los inicios del devenir del proceso agonístico, pasarán a la etapa de *resistencia* del SGA:

    • Que significa un proceso de lucha para sobreponerse, a todos los factores estresantes, -agentes estresores- tanto internos como externos que estarán participando en esos momentos;
    • Movilizando a todo su organismo, en forma sistémica para lograr recuperar la homeostasis y poder así estar a la altura de la exigencia del proceso agonístico.

    Para pasar finalmente, si no consigue el proceso adaptativo tan necesario, a la fase de *agotamiento* del SGA que significa:

    • Que se perdieron en sus propias frustraciones e impotencia;
    • Que su sistema como una totalidad mente-cuerpo definitivamente no logro vencer el estrés competitivo;
    • Sobreviene, por ende, la derrota o el fracaso, y veremos comportamientos de descontrol, según los parámetros que hemos explicitado anteriormente.

     

    Denominaré *tensión procesual* a las pre-existentes en el atleta desde antes de su transformación en tal:

    • La primera correspondería a una tensión *específica de la situación deportiva*
    • La otra a una*inespecífica*a tal situación.

    Cada etapa existente en la vida de los atletas produce distintos agentes estresores que terminan tensionando a estos.

    Repararemos solo en algunos elementos de cada etapa, -formativa; competitiva; declinación, ya que, aunque no es el tema central de nuestra columna, aprovecharemos de integrar su conceptualización y análisis:

    FORMATIVA

    • Autoestima
    • Desarrollo
    • Capacidades físicas, técnicas, psicológicas, aprendizaje

    EXPECTATIVAS

    • La de La posibilidad ¿Llegaré?
    • No tener la ‘oportunidad de mostrarse’, por ser muy joven, inexperto
    • No agradar al técnico, dirigente, prensa, otros

    MIEDOS

    • El miedo a ser dañado físicamente, a lesionarse, paradojalmente mientras luchaba por llegar al sitial alcanzado, pudo ser hasta “inconscientemente temerario”
    • Nikefobia
    • Al fracaso

    Conflictos sociales:

    • ¿Qué hacer con lo que gana?
    • ¿Debo cambiar de amigos, barrio?

    LOGÍSTICOS

    • ¿Lograré un buen contrato?,,
    • ¿Me pagarán lo que deseo?
    • Tratar de adaptarse al esquema de un nuevo entrenador,
    • Problemas idiomáticos

    ÉXITO- EXIGENCIAS

    • Tener que enfrentar a la prensa
    • Pasar a ser “hombre público.
    • Imposibilidad de mantener el sitial alcanzado,
    • Tener que adaptarse a un nuevo club; barrio;
    • Vestirse diferente
    • Dar siempre más, se lo exige o exigen
    • Jugar lesionado
    • Aparece el miedo de ser desplazado por su reemplazante
    • Adaptarse a nuevos compañeros
    • Muchos partidos.
    • Largos procesos de concentración. Esta es una mezcla de factores físicos emocionales
    • Pasar a ser figura del equipo

    NIKEFOBIA Y/O MIEDO AL FRACASO

    • No poder asumir la responsabilidad ligada al éxito
    • Perder su condición de líder al llegar a un nuevo club
    • Rendimientos solo si logra tal condición en los grupos que Integra
    • Miedo a perder lo logrado

    DECLINACIÓN

    • Comienza a sentirse postergado, que ya no se le respeta,
    • Escucha frases tales como: “está viejo”;
    • Que más se le puede pedir a su edad”;
    • Ya no es el de antes”
    • No poder vencer bloqueos post-operatorios o post-lesión, de tipo psicológico y recuperar el nivel de rendimiento

    LOS TÉCNICOS Y SU INCIDENCIA EN EL PROCESO

    En todos y cada uno de los procesos mencionados, podemos decir que las tensiones han comenzado su acción destructora, obligando al atleta a un “sobreesfuerzo adaptativo”, del cual no podemos asegurar la recuperación de la homeostasis.

     En nuestro deporte esto es muy común:

    • Como el proceso formativo es menos que regular, el atleta no aprende ni está preparado para enfrentar las situaciones que en su lógica evolución tendrán que aparecer;
    • Además de reflejar de alguna manera, la ideología propia del pueblo latinoamericano, marcada por una acentuada tendencia al fatalismo y el determinismo

    FACTORES ÉXITO FRACASO

    Es así como aparecen y desaparecen jugadores del primer plano en forma alarmante, verbigracia los casos Valdivia y Pinilla, para aparecer años más tarde, algunos por volver a la cima -a veces demasiado tarde para ellos y para el deporte nacional, y otros por escándalos que nos reflejan a un atleta frustrado, depresivo, cuyo medio no le proveyó de todas las armas necesarias para poder trascender como el soñó

    • Es lamentable comprobar que muchos técnicos no están preparados para hacer rendir a los atletas el máximo de sus potencialidades y perfeccionarles, sino más bien los usan
    • Esto queda demostrado en la no ayuda a los atletas a superar barreras lógicas de su caminar por los senderos del éxito-fracaso, y en la expresión máxima de la tensión que produce en el atleta el:
    1. Miedo al éxito -*nikefobia.
    2. Les invito a leer http://www.todofutbol.cl/2014/06/15/messi-sufre-de-miedo-al-exito/
    3. http://www.elsursa.cl/base_elsur/site/artic/20101226/pags/20101226005700.html
    4. http://somosblink.com/2018/07/09/messi-sufre-de-nikefobia/
    5. Miedo al fracaso

     

    Un buen técnico es algo más que el conocimiento de técnicas o tácticas de juego. Se requiere que posea una *filosofía* que logre empapar al atleta, a esto le llamo “dicotomía integradora y trascendente”. Es decir que dos opuestos logren los objetivos del deporte

    y trasciendan la justa pluralizadora y enriquecedora.

    http://www.todofutbol.cl/2014/07/13/porque-el-futbol-tiene-logica-alemania-es-el-campeon-del-mundo/

     

    El ATLETA y el ‘atleta’ frente a la tensión.

    Existe un tipo de atletas que en forma natural o por un proceso formativo integral, *Juega con la Tensión*, lo que le permite transformarse en un “genio”, en una “estrella” que nos deslumbrará con sus actuaciones:

    • Pelé, por ejemplo, antes de su debut con Suiza en el Mundial de 1958 admite que; “Me sentí aterrorizado”. “La noche anterior al día en que se habría de celebrar el partido, no pegue un ojo, al sonar los himnos de los dos países, poco antes de comenzar el encuentro, temblaba como la hoja de un árbol”. Sin embargo, Pelé jugo brillantemente. Tenía 17 años

    Esto quiere decir, verbigracia, que si Pelé posee una capacidad de rendimiento nota 6, en una escala imaginaria que va del 1 al 10, con el jugar con la tensión y aprovechar su energía, aparte de poder “crear” – lo que otros no logran-, elevará su propia capacidad de rendimiento en un punto o dos.

    • Por otro lado, un atleta que sucumbe a la acción de la tensión, disminuirá su potencial en un punto o dos, *Con esto se pierde con rivales iguales y/o inferiores*

    Debemos entender de una vez por todas, que:

    • La tensión es tan impactante en el deportista que pone bajo constante prueba sus capacidades de adaptación; de perseverancia; de lucha; de tolerancia a las frustraciones; su inteligencia, en suma, su capacidad “agonista”.

    Por lo tanto, podemos decir que éstas hacen actuar a los atletas en forma contraria a sus potencialidades y deseos, produciéndose en ellos el fenómeno que denomino “Regresión técnico-táctica bajo tensión”.

    • Esto significa que en su accionar el jugador muestra un nivel de rendimiento anormal, más aun, tal rendimiento es igual al que el deportista poseía en sus años de aprendizaje

    MANIFESTACIONES CONDUCTUALES Y PSICOSOMÁTICAS

    En síntesis, es importante que los atletas tengan ante la situación agonista un cierto nivel de tensión; pero, que bajo ningún punto de vista deben sucumbir a ella.

    • ¿Cómo podemos determinar o predecir cuál será la capacidad de nuestros deportistas de adaptarse a los agentes estresores?
    • ¿Cómo poder reconocer en sus movimientos su nivel de estrés?

    He pesquisado la existencia de un “lenguaje corporal”. – no verbal-, que nos estará “mostrando” que y como está ocurriendo “algo” en ellos.

    • Sabemos que la comunicación no verbal se realiza por códigos, en que los gestos, posturas, movimientos, -respecto a esto, recuerdo el trabajo realizado con un goleador del futbol chileno y de Colo Colo, que pasaba por
el proceso de miedo al éxito.
    • Cuando estaba en óptimo rendimiento “corría” a buscar todos los balones, con hambre de gol y, “corría” en el sentido contrario a él, no queriendo recibir pases de sus compañeros, cuándo estaba en la etapa mencionada-| su lenguaje “no verbal” expresaba su miedo- son el más seguro para detectar y comprender los distintos comportamientos que tienen los atletas ante la competencia.

    Es por ello que cuando he planteado que el deportista tiene que aprender a vencer tres elementos vitales:

    1. A sí mismo;
    2. A la situación y,
    3. Al rival

    quiero expresar que:

    1. Vencerse a sí mismo:
    • Significa doblegar los miedos, las angustias, las tensiones,
    • Su ideología ante el éxito o fracaso, si se posee una perniciosa
    1. Vencer a la situación:
    • No es lo mismo competir en una final de barrio que en una final de Copa Libertadores;
    • Jugar en provincias que en un equipo de la capital;
    • Por un club que, por la selección.
    1. Vencer al rival:
    • Solo después de haber doblegado las situaciones anteriores, el deportista puede empezar a pensar cómo va a resolver la problemática que le crea el rival y, como va a tratar de imponer sus virtudes, y estas no son otras que las técnico-tácticas, físicas y psicológicas…
    • Podemos observar que el 75% corresponde a lo psicológico.

    Volviendo al tema de como expresa un jugador mediante un lenguaje no verbal su nivel de estrés, podemos señalar que;

    • En su desempeño se nos representan como “duros”;
    • “Torpes”;
    • Llenos de equivocaciones, de chambonadas”.
    • Sin imaginación ni creatividad, expresión extrema de la “regresión técnico-táctica bajo estrés”.

    En estos casos, la tensión hace desaparecer instantáneamente los años de entrenamiento y aprendizaje al inhibir el automatismo logrado y hasta el estilo del atleta.

    • Allí es donde se titubea
    • “La pelota quema”
    • Quiere huir
    • ¡Insistimos! en la necesidad de reconocer que podrá existir un atleta afectado y uno “no afectado” por las tensiones
    • *El primero fracasa, el otro triunfa o puede ser derrotado.
    • Uno dará lo mejor de sí mismo, el otro menos de lo que mejor puede. Sforzini 1978

     

    UN POCO DE HISTORIA

    En algunos atletas la acción de las tensiones se manifiesta fuera de la situación deportiva, esto es, se embriagan, faltan a los entrenamientos:

    • Citaremos el caso de Johan Neeskens cuando jugaba por el Cosmos. Faltó a los entrenamientos cuatro días consecutivos, situación que se repetía por tercera vez en el año, Apareció fugazmente. ‘Es una especie de alivio saber que está vivo dijo Brickley portavoz del Cosmos; “seguirá suspendido hasta que tengamos algún tipo de explicación por su parte”, agregó.

    RINUS MICHELS                                     

    “Este tipo de desaparición es una vieja costumbre de Neeskens” dijo el entrenador de los Aztecas, Rinus Michels, que trabajó con el futbolista durante 5 años en Holanda y dos en España. “A veces se le ocurren ideas locas. Tiene períodos en blanco. Cuando vuelve en sí, no sabe qué fue lo que hizo”. A veces la presión es muy grande y los atletas profesionales no pueden hacerle frente, es algo muy difícil “, agregó. Cable AP Nueva Jersey 13- IX-1980

    ACCIÓN DEL SISTEMA NERVIOSO

    Nada ocurre en la mente que no afecte al cuerpo, y nada sucede en el cuerpo que no tenga su concomitante en la mente. De esta manera podemos señalar que las tensiones producen ciertos cambios a nivel del sistema nervioso, que, a su vez, volverá a provocar cambios en el comportamiento psíquico-emotivo del atleta tal como ya señalamos al mencionar la relación estrés y el Síndrome General de Adaptación.

    En algunos actúa el sistema nervioso simpático y en otros el para- simpático.

    • El simpático agita;
    • El para-simpático deprime

    Reacciones debidas al simpático:

    • Tienen tendencia a la agitación
    • A pensar mucho -sobre la competencia, con el consiguiente desgaste de energías-,
    • A moverse, a actuar.
    • Son los que en la cancha se *apresuran*,
    • Tienen una *híper-actividad improductiva* -correr por correr-,
    • *Acelerados*, salen a *matar o a que los maten*. Chile Mundial de Canadá

    Estos son los atletas o equipos que nos muestran en su accionar en los primeros instantes de la lucha una desesperación por conseguir sus objetivos, perdiendo posteriormente la energía de lucha con mucha facilidad… Chile Mundial de Canadá

    • Sufren de insomnio la noche anterior al partido.
    • Pueden sufrir de estreñimiento
    • Falta de apetito

    Reacciones provocadas por el para-simpático:

    • Los problemas los paralizan
    • Apatía general, no tienen deseos de hacer nada
    • Bajo nivel motivacional y de lucha.
    • En las concentraciones se *encierran* en sus habitaciones y duermen todo el día, pero, siempre se sienten cansados.
    • En la cancha, *sin interés aparente* por lo que ocurre en torno a ellos –
    • “No está en el partido”-,
    • Se fatiga rápidamente, sin energías para la lucha.
    • Pueden tener apetito excesivo, -“voracidad”-, otros

    Es vital reconocer que un mismo deportista se verá afectado en las formas anteriormente señaladas en algunos compromisos y en los otros tendrá un óptimo nivel de rendimiento, Aquí se juegan los factores tales como la situación, verbigracia:

    • Boris Becker dijo; “Hay mucha más presión cuando se juega para Alemania que cuando se juega para uno mismo”

    Hay mucho más que decir acerca de la tensión y su influencia en el atleta y su performance, pero creemos que lo que aquí señalamos, servirá para comenzar a conocernos un poco mejor y/o perfeccionar nuestra actividad, considerando que trabajamos con seres humanos

    quienes necesitan ayuda, comprensión, estimulación y sobre todo *respeto*.

     

    Por último, entender que los buenos jugadores sobran en el mundo, lo que faltan son buenos competidores.

     

    JUGADORES CHILENOS EN EL EXTERIOR

    La historia deportiva de nuestro país esta plagada de fracasos por todo lo descrito en nuestra columna, han sido años de lucha tratando de intelectualizar el deporte nacional.

    • Lo más importante es que fue hecho en la praxis, demostré que con trabajo psicológico los rendimientos deportivos logran grados de excelencia.
    • Lo hice ayudando a los atletas a ser Campeones nacionales e internacionales
    • Siendo Campeón en el fútbol
    • CON LOGROS COMO EL RECORD DE GOLES DE LUKA TUDOR
    • Ayudando a equipos que supuestamente nada tenían que hacer, a salvarse del descenso con secuencias de partidos ganados por ejemplo Ñublense 8 de 7.
    • Con trabajos de investigación
    • Sin embargo, el medio sigue estando por debajo de las verdaderas necesidades del deporte como un proceso agonístico.
    • Sobre todo, los Mass Media y sus representantes, ya decía muy bien Gramsci al referirse a los periodistas, como “esos pseudo intelectuales”.
    • ¿Cuantos de los deportistas que salen al extranjero, triunfan verdaderamente? Con un trabajo adecuado, no fracasarían, seguirían prosperando.
    • El deporte chileno tiene una gran deuda, su performance en los Juegos Olímpicos
    • por Victor Sforzini