El concepto de viajes en el tiempo siempre ha capturado la imaginación de físicos y amantes de la ciencia ficción por igual. ¿Pero es realmente posible? La respuesta es sí, de hecho, ya se ha construido una máquina del tiempo. Sin embargo, los científicos todavía están trabajando en cómo hacerlo lo más eficiente posible, la estilo “Regreso al futuro” o como en la serie “Dark”. Según la teoría de la relatividad especial de Albert Einstein, el tiempo es relativo dependiendo de qué tan rápido se esté moviendo. Esta es la base de conceptos e investigaciones del mundo real sobre viajes en el tiempo.

Pero lo que mucha gente desconoce es ya existe una máquina del tiempo real. Lo cierto es que no se parece en nada a un DeLorean, pero en realidad es bastante popular en el campo de la ciencia, estamos hablando del Gran Colisionador de Hadrones (LHC por sus siglas en inglés). El LHC impulsa el protón a casi la velocidad de la luz, que es una velocidad que hace que el tiempo relativo de los protones se mueva alrededor de 6.900 veces más lento en comparación con los observadores humanos. En esencia, los protones se envían al futuro. Sin embargo, las partículas subatómicas que se envían una fracción de segundo al futuro están lejos de ser el objetivo final del viaje en el tiempo. La misión, por supuesto, sería transportar humanos a través de las telas del tiempo. Todo esto nos demuestra que el tiempo es realmente importante para la ciencia, pero también un arma poderosa en manos de los gobiernos. Ahora un investigador y médico estadounidense afirma que un dispositivo militar de alto secreto creado por EE.UU. en la década de 1970 fue capaz de observar lo que sucedió en cualquier momento en el pasado dentro de una ubicación específica.

Un dispositivo capaz de ver el pasado

El doctor Steven Greer, médico traumatólogo estadounidense y fundador de las organizaciones ufológicas Centro para el Estudio de Inteligencia Extraterrestre (CSETI) y The Disclosure Project («El Proyecto Revelación»), ha descrito un extraño mecanismo que se desarrolló en un laboratorio de armas secretas de los Estados Unidos en White Oaks, Maryland. Durante su investigación, describió cómo un asesor militar de la Marina de los EE. UU. le informó de un dispositivo que podía extraer información en una ubicación específica de “hace un siglo, o incluso hace mil años”.

“Uno de mis asesores militares trabajaba con inteligencia naval”, dijo el doctor Greer al Daily Express. “En los viejos tiempos había una instalación naval en White Oaks a las afueras de Washington DC. La instalación tenía un dispositivo electrónico que podía extraer de cualquier punto del espacio algo que había sucedido en el pasado en ese lugar. Lo llamaron el ruido blanco del espacio-tiempo”.

dispositivo que permite ver pasado - Reconocido médico asegura que el ejército de EE.UU. tiene un dispositivo que permite ver el pasado de un lugar específico

El ufólogo explicó que este proyecto de viaje en el tiempo se desarrolló en la década de 1970. Lo describió como un sistema electrónico que te permite ver lo que sucedió hace una hora en el espacio en el que está sentado en ese momento. Además, también puede extraer la información sobre lo que sucedió hace un siglo, o hace mil años, o hace un millón de años. El doctor Greer, una de las principales autoridades mundiales en el tema extraterrestre, explicó que había entrevistado a muchos “informantes” sobre tecnologías avanzadas que parecían funcionar a través del entrelazamiento cuántico, un fenómeno que describe cómo se pueden unir dos partículas que están separadas por grandes distancias en el espacio o el tiempo y cómo se correlacionan misteriosamente sus movimientos.

“Informé a los ex ministros de defensa sobre estos proyectos”, continúa explicando el doctor Greer. “Hay proyectos altamente compartimentados que no han sido revelados ni siquiera a miembros del Gobierno del Reino Unido”.

El investigador sugirió que las máquinas aprovecharon lo que los místicos solían llamar el Registro akásico. El Registro akásico se describe como el lugar de almacenamiento de todos los eventos humanos, pensamientos, palabras, emociones e intenciones que alguna vez ocurrieron en el pasado, presente o futuro.

“Este registro se almacena en el espacio interdimensional y hay interfaces como la desarrollada en White Oaks en Maryland que pueden interactuar con este reino”, enfatiza el ufólogo. “Ahora resulta que en realidad hay sistemas electrónicos que pueden acceder al Registro akásico, esto significa todo lo que ha sucedido en una ubicación precisa. Un miembro de mi equipo estaba en la base de Maryland en la década de 1970 e ingenió este dispositivo electrónico que extraería información de cualquier volumen de espacio”.

Pero el doctor Greer va más allá, y dice que las civilizaciones avanzadas de otros mundos están utilizando tecnologías de conciencia que utilizan las propiedades de la mecánica cuántica para viajar y aparecer en la Tierra.

“La mente en sí misma no se limita a nuestro núcleo cerebral, a nuestros cuerpos, al espacio y al tiempo. La CIA desarrolló la visión remota en la década de 1970, donde los oficiales pudieron ver la Unión Soviética de forma remota. Usaron la conciencia como una nave espía y los resultados fueron bastante exitosos. La comunidad de inteligencia se tomó esto muy, muy en serio. Ni el tiempo ni el espacio limitan la conciencia”, concluye el médico estadounidense.

dispositivo que permite ver el pasado - Reconocido médico asegura que el ejército de EE.UU. tiene un dispositivo que permite ver el pasado de un lugar específico

La polémica está servida

Sin duda alguna la revelación del doctor Greer es realmente impactante, aunque no nos debería de sorprender. Teóricos de la conspiración llevan años denunciando por activa y por pasiva que los viajes en el tiempo son reales y son utilizados por los gobiernos. También tenemos testigos de que esta tecnología existe, como el abogado estadounidense Andrew Basiago, quien aseguró ser uno de los 140 niños que, a finales de los 60 y 70 años, participaron en un programa secreto llamado Proyecto Pegasus, el cual utilizaron los documentos no divulgados de Nikola Tesla para aprovechar algo que se llama “energía radiante”, una fuerza universal que curva el espacio-tiempo y permite el teletransporte en “tiempo real”, así como viajes en el tiempo. Incluso presentó tener pruebas fotográficas de sí mismo cuando era niño pocos días antes del asesinato de Abraham Lincoln en 1865.

También hay que decir que esta no es la primera vez que el doctor Greer se convierte en el centro de la polémica por sus controvertidas declaraciones. En 2013 presentó el documental “Sirius”, donde presentó la evidencia física de una criatura humanoide analizado por un médico y un científico, encontrado en el desierto de Atacama, Chile. Este ser fue motivo de controversia en la comunidad científica, con algunos expertos asegurando que se trataba de un feto humano con una malformación, mientras que otros dijeron que tenía ADN humano en un ser de origen desconocido. Lo que está claro es que cuando el doctor Greer cada vez que habla acaba provocando una verdadera tormenta mediática en todos los niveles. Por algo será.

/psg