El destino hizo que el 20 de agosto sea un día maldito para los futbolistas y seleccionados chilenos, ya que hace tres años, un día como ayer, el gran Charles Aránguiz sufrió la misma lesión que Claudio Bravo: rotura del tendón de Aquiles.

En esta oportunidad, y como parámetro de comparación, Charles Aránguiz estuvo 7 meses fuera de las canchas después de su rotura al tendón de Aquiles. Una difícil lesión que tendrá a todo Manchester City y Chile preocupados.