La complicada situación económica de la Isapre Más Vida y su posible quiebra motivó la intervención de la Superintendencia de Salud y la salida de su actual directorio, entre ellos el ahora ex presidente Claudio Santander. El médico cirujano no solo salió de la Isapre, sino que también renunció al Colegio Médico, y publicó una dura carta en la que critica duramente a la institución a quien califica de “sindicato perverso”.

“El actual Colegio Médico no tiene nada que ver con aquel al cual ingresé con mucho orgullo y convicción al iniciar mi carrera docente universitaria en la Universidad de Concepción (…) Hoy este es un sindicato perverso dedicado esencialmente a que sus miembros se enriquezcan cada vez más”, dijo.

Santander argumentó que el gremio “siempre se ha opuesto a la creación de nuevas Facultades de Medicina para generar escasez y así regular los precios por la demanda”. “Lo mismo ocurre con los especialistas, pocos, escasez. No es desconocido para todos que se opuso a la maravillosa iniciativa de la Cobertura Adicional para Enfermedades Catastróficas porque lo deseaba en modalidad libre elección, nuevamente el dinero. El caso de las patologías GES /AUGE también lo mismo, libre elección, nuevamente más dinero. El mañoso exámen médico nacional también es una barrera para seguir manteniendo privilegios que son impresentables frente a la opinión pública. Muy curioso que solo lo aprueban los nacionales”, agregó.

Y acusò: “Lo que ya fue escandaloso y público fue la defensa de Colegio Médico a través de FALMED de algunos médicos socios de Masvida que pretendían proteger un Plan Médico Socio, a todas luces discriminatorio, con privilegios impresentables que dejaban más de $ 3.000 millones en pérdidas anuales”.

Santander concluye que su “decisión es tardía, lo debí hacer ya mucho tiempo atrás”. Y que “hoy me incomoda estar en una asociación de privilegiados insolentes sociales, con sociedades médicas al interior de los hospitales públicos lucrando con los bienes públicos y así muchísimos hechos impresentables que día a día todos los chilenos repudian pero miran impotentes que el Colegio Médico se hace el desentendido. Mismo con las licencias médicas fuleras“.