Roberto Cardarelli, el economista del FMI y jefe de la misión para la Argentina, reconoció este martes tras salir de una reunión con la CGT que la inflación es una preocupación para el organismo. Luego del encuentro, al ser consultado por la presión inflacionaria, aseguró: “Claro que la inflación tiene que bajar.Creemos que lo va a hacer el año que viene”.

Cardarelli estuvo con los integrantes del triunvirato, Juan Carlos Schmid, Héctor Daer y Carlos Acuña. También estaba Gerardo Martínez, de la Uocra, que ofició de anfitrión, entre otros gremialistas.

Durante la reunión, los sindicatos le mostraron cuál es su percepción de la situación económica, más cruda de la mirada que tiene el Gobierno.

“Fue una buena reunión con los sindicatos. Escuchamos la visión que tienen sobre la situación económica”, admitió Cardarelli.

“Les hemos comunicado lo que el programa trata de hacer y la importancia de la estabilización macro económica. Además, hablamos de la importancia de mantener la cláusula de salvaguardia sobre los programa de protección social”, aseguró. Ese punto es uno de los que más preocupa a los sindicalistas y dirigentes sociales que buscan que una porción del dinero que presta el FMI sirva para la contención social.

Luego de la reunión, acordaron volver a reunirse en los próximos meses cuando la misión del FMI haga otra visita al país.

Cardarelli aprovechó para respaldar el rumbo que esta llevando el Gobierno tras el acuerdo. “Estamos confiados de que todo va a seguir de la mejor manera posible y que las medidas que fueron tomadas son las adecuadas”.

/psg