Molly Stewart en una curvilínea modelo nacida en Seattle, Washington, Estados Unidos, el 5 de noviembre de 1991. Molly es una clase de chica de la que te enamoras a primera vista. Ella dice que le encanta andar en motocicleta y que es deportista, especialmente en disciplinas extremas. “Siempre he estado en cosas peligrosas y aventureras en la vida, y así es como elegí a mis hombres”. También le gusta posar, desnuda, por supuesto, asegura.

/psg