Un nuevo operativo de expulsión de migrantes realizó el gobierno y la PDI. Se trata de 77 extranjeros de nacionalidad boliviana y peruana, que deberán abandonar el país por presentar órdenes de expulsión judicial.

El operativo se inició en las dependencias del Cuartel Borgoño de la PDI, ubicado en la comuna de Independencia, donde acudirá el subsecretario del Interior, Rodrigo Ubilla. Desde el lugar sali+o un grupo de 25 extranjeros que se encontraban cumpliendo penas de cárcel en los recintos penitenciarios de la Región Metropolitana y que previamente fueron agrupados en las dependencias de la policía, en calle Eleuterio Ramírez, en Santiago Centro.

A ellos se sumaron más personas provenientes de diferentes lugares del país, totalizando 77. Todos fueron trasladados vía terrestre hacia los controles fronterizos de ambos países limítrofes.

/gap