Tal y como lo decretó la jueza Andrea Díaz del Cuarto Juzgado de Garantía el pasado martes en la audiencia de formalización, el médico tratante de Nano Calderón debe emitir un informe en el que consigne si el joven está “compensado” o no para continuar su prisión preventiva en Santiago 1.

Tras ser formalizado por parricidio frustrado, tenencia ilegal de armas, daños y amenazas, el hijo de Raquel Argandoña cumple la medida cautelar internado en el hospital psiquiátrico El Cedro, ubicado en la comuna de La Reina, donde es vigilado por funcionarios de Gendarmería.

El pasado viernes, la Fiscalía Oriente solicitó al tribunal que fuera el Servicio Médico Legal (SML) el que le practicara los exámenes a Calderón Argandoña, lo que fue desestimado por la jueza Díaz.

Aunque todas las expectativas están puestas en que hoy se conocería el informe psiquiátrico de Nano Calderón, lo cierto es que, según postula La Cuarta, la entrega del resultado podría retrasarse debido a la denuncia por “tratos inhumanos” que su defensa presentó la semana pasada.

El mismo medio, además, confirma que Omar Mérida, fiscal que estaba a cargo de este caso, se lo entregó a la fiscal Lorena Parra, quien tomará la investigación de ahora en adelante.

/psg