Este miércoles se conoció la condena a José Maria Marin, ex presidente de la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF), quien había sido culpable de aceptar sobornos de compañías de mercadotecnia deportiva a cambio de contratos para transmitir torneos importantes como la Copa América y la Copa Libertadores, entre 2012 y 2015, cuando era titular del organismo.

En la Corte Federal de Brooklyn, Distrito Este de Nueva York, finalmente se lo sentenció a 4 años de prisión, una multa de USD 1,2 millones y una cdonfiscación de USD 3,3 milllones. Anteriormente se especulaba con una condena de cerca de 10 años de cárcel, mientras que la defensa pedía menos de un año por su elevada edad, 86 años.

Cuando estaba siendo juzgado el brasileño se descontroló. Según informó el sitio Globoesporte, Marin se quebró al hablar de su esposa, Neusa, de 79 años. “Jesús cargó una cruz. Yo llevo dos, la mía y la de mi mujer”, declaró antes de comenzar a gritar en medio de un llanto descontrolado. El sitio brasileño detalla que el intérprete designado no pudo seguir su desaforado discurso y la jueza se vio obligada a llamar a un receso.

El escándalo FIFA comenzó en mayo de 2015

El escándalo FIFA comenzó en mayo de 2015

Marin había sido detenido en mayo de 2015 en Suiza junto a otros seis ejecutivos de la FIFA. Luego, pasó cinco meses en una prisión en Suiza antes de ser extraditado a los Estados Unidos. El ex futbolista, abogado y político brasileño, fue encarcelado inmediatamente después de su sentencia el 22 de diciembre por seis cargos de crimen organizado (1), lavado de dinero (2) y fraude bancario (3).

Los 13 meses que pasó tras las rejas serán tenidos en cuenta, además recibirá un crédito de 14% por “buen comportamiento”, por lo que sus abogados estiman que pasará 28 meses encerrado a partir de hoy.

Según la fiscalía, Marin recibió en total USD 6,5 millones en coimas por partes de empresas de marketing deportivo para firmar contratos de derechos comerciales de competiciones de fútbol en América del Sur.

Los dos compatriotas de Marin que también fueron denunciados por delitos similares son Ricardo Teixeira, 71 años, y Marco Polo Del Nero, 77 años,ambos ex presidentes de la CBF. Pero como Brasil no tiene ley de extradición, no pueden ser juzgados en Nueva York.

/gap