Contra lo esperado, en julio no mejoró la balanza comercial. Registró un déficit de US$ 789 millones, un incremento del 5,5% sobre el “rojo” de US$ 748 millones de un año atrás, de acuerdo a los datos del INDEC.

A su vez,, entre enero y julio, el déficit comercial asciende a US$ 5.867 millones, un 74,5% por encima de los US$ 3.363 millones de igual período de 2017.

En julio, a pesar del encarecimiento de las importaciones por la suba del dólar, menor actividad económica doméstica,  mejores precios para las exportaciones y menores cantidades importadas, prosiguió la caída de las cantidades vendidas al exterior. En junio, en cambio, se había producido una fuerte caída del déficit ( de US$ 750 millones a US$ 359 millones) y por eso se esperaba que lo mismo pasara en julio.

Afectados por la sequía, los productos primarios retrocedieron un 32,6% y las manufacturas agropecuarias (alimentos) cayeron un 12,3%. En dólares esta caída de las cantidades exportadas fue compensada porque hubo una mejora promedio de los precios del 11,1% y eso permitió que el total exportado ascendiera a US$ 5.385 millones, US$ 92 millones más que un año atrás.

Por el lado de las importaciones, en julio “los precios subieron 6,5% y las cantidades se contrajeron 4 %. Las importaciones de bienes de capital cayeron 20,6%, las de bienes intermedios aumentaron 20,5%; las de combustibles y lubricantes, 37,4%; las de piezas y accesorios para bienes de capital cayeron 7,8%; las de bienes de consumo aumentaron 7,9% y las de vehículos automotores de pasajeros cayeron 19,1%”, señala el INDEC”.

El aumento del déficit en julio no fue mayor por la mejora que hubo en los llamados “términos de intercambio”. El INDEC precisa que “ si hubiesen prevalecido los precios del mismo mes del año anterior, el saldo comercial habría arrojado un déficit de 950 millones de dólares. Bajo este supuesto, el país tuvo una ganancia en los términos del intercambio de 209 millones de dólares, debido a que la variación del índice de precios de las exportaciones fue positiva (11,1%) y superior al aumento de los precios de las importaciones (6,5%).”.

En julio, con los principales socios comerciales, Brasil, China y Estados Unidos, tomando en cuenta la suma de exportaciones e importaciones, el movimiento comercial fue negativo.

* Brasil: Las exportaciones alcanzaron US$ 1.002 millones y las importaciones US$ 1.434 millones. El saldo comercial fue deficitario en U$S 432 millones .

China: . Las exportaciones sumaron US$ 345 millones y las importaciones US$ 1.138 millones El déficit comercial fue de US$ 793 millones .

EE.UU. Las exportaciones sumaron US$ 372 millones y las importaciones US$ 733 millones . El déficit fue de US$ 362 millones.

En los primeros 7 meses, los precios de las exportaciones mejoraron un 8,8% pero la cantidades vendidas se redujeron el 3,6%. En cambio, las cantidades importadas crecieron el 7,3% y los precios subieron el 3,7%.

También por esto el déficit de US$ 5.867 millones no fue mayor porque si se hubiesen mantenido los precios de un año atrás “ el saldo comercial habría sido deficitario en 7.259 millones de dólares. Bajo este supuesto, el país tuvo una ganancia en los términos del intercambio de 1.600 millones de dólares debido a que la variación positiva del índice de precios de las exportaciones (8,8%) fue superior al aumento de los precios de las importaciones (3,7%)”.

/psg