No todos los cuerpos reaccionan igual al sexo, en especial en el caso de las mujeres. Según el grado de excitación pueden sentir leves cosquilleos, estornudos y otras incluso realmente desagradables.

1. Sensación de hormigueo

Es quizás la sensación más benigna que puede sentir una mujer durante el sexo. Según explica la doctora Maureen Wheliman, esta experiencia se relaciona por la excitación sexual que experimentan las terminaciones nerviosas. Este entumecimiento no es peligroso a menos que venga acompañado de dolor, en ese caso, es mejor consultar con un especialista.

2. Parpadeo incontrolable

Empezar a parpadear rápidamente, es algo que experimentan muchas mujeres durante los momentos previos al orgasmo, según explica la sexóloga Tracey Cox. Esto debido a que en esos instantes el cuerpo femenino (lleno de zonas erógenas), recibe más de un millón de millón de mensajes simultáneos de placer de diferentes terminaciones nerviosas. Otra causa también puede ser para evitar llorar ante la sensación intensa que experimentan.

3. Activación del sistema parasimpático

Este sistema, perteneciente al sistema nervioso autónomo, es decir, el que controla los actos involuntarios, se activa después de que la mujer ha logrado llegar al orgasmo, provocando en algunas que comiencen a estornudar.

4. Tolerancia ante las asquerosidades

En sus casos leves, la excitación sexual que experimenta la mujer la hace soportar situaciones de flatulencia e incluso vómito. En situaciones más grave, incluso las puede llevar a tolerar vómitos y excrementos, razón por la cual algunas de ellas incluso llegar a desarrollar parafilias como la coprofagia.

/psg