La Empresa Nacional de Petróleo (ENAP) y Codelco descartaron cualquier responsabilidad en la emergencia química-sanitaria que se registró durante dos días consecutivos en las comunas de Quintero y Puchuncaví y que hicieron que la autoridad regional decretara alerta amarilla.

Frente a esto, las empresas estatales dieron a conocer sendos comunicados donde dejan en claro, en el caso de ENAP, que “nuestras instalaciones no tienen la altura suficiente, ni cuentan con fuentes de emisiones constantes cuya concentración sea capaz de atravesar la bahía, llegar al centro de la ciudad (de Quintero) y causar los efectos registrados en la comunidad”.

Así, “en caso de existir cualquier emanación , los primeros afectados serían los trabajadores involucrados en el proceso, lo que no ha sucedido”.

Una respuesta similar presentó Codelco Ventanas, la cual explicó que “desde el 21 de agosto, primer día en que se detectaron malos olores a raíz de un tipo de gas no identificado en la comuna de Quintero, ha mantenido sus puertas abiertas a las autoridades ambientales y de salud, con las que ha compartido toda la información disponible, especialmente la proporcionada por distintas estaciones de monitoreo con las que cuenta la empresa”.

En la misma línea, indicaron que tras analizar su red de monitoreo de calidad de aire en la zona, se recalcó que “no se han los parámetros en ninguna de las mediciones y que se cumple con la norma ambiental.

/gap