Ayer en la mañana se reunieron varios gremios relacionados a las pymes y emprendedores con el Presidente Sebastián Piñera y los ministros de Economía, José Ramón Valente, y de Hacienda, Felipe Larraín. No sólo a tomar desayuno, sino a ver cómo avanzar en la modernización tributaria que el Mandatario anuncio en cadena nacional el martes en la noche.

La verdad es que los líderes de este sector económico (que es bastante dado a esbozar sus críticas por redes sociales), no se les borra la sonrisa de la cara por estos días. Entre el anuncio de los cambios tributarios y la Ley de Pago a 30 días, les es difícil sacar dardos para tirárselos a la actual administración. “Creo que es la primera vez que un Gobierno se preocupa de las pymes con cosas concretas”, comenta Juan Araya, presidente de la Confederación Nacional de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa de Chile (Conapyme), pero inmediatamente agrega: “Sin embargo, ahora hay que ir viendo los detalles, conversarla y ver cómo se aplica a cada subsector. Siempre hay que fijarse en la letra chica.”

Son varios los cambios propuestos. Por ejemplo, el SII llevará la contabilidad de las empresas que vendan hasta UF10.000 anuales (para los que no accedan a un contador). También se rebaja el impuesto de 27% a 25% para la pyme y se crea una Defensoría del Contribuyente, para velar por los derechos de estos en su relación con el SII, entre otros puntos.

/gap