Este fin de semana se llevó a cabo en LondresInglaterra, el campeonato Mundial de ajedrez bajo el agua, elemento que le dio un plus de diversión a un torneo en donde la estrategia y la concentración son primordiales.

La idea fue del estadounidense Etan Ilfeld y el torneo que cada año suma más participantes se celebra desde 2015.

El reglamento es similar al del ajedrez, con la diferencia que los jugadores no pueden salir a respirar hasta no haber completado su jugada. Mientras que deberán sumergirse, inmedatamente después de que el contrincante saque la cabeza de la superficie.

Las piscinas en donde se disputan los encuentros no son profundas, para que los protagonistas puedan ponerse de pie cuando no es su turno. Además, el tablero y las fichas están magnetizados. De esta  el movimiento del agua no afecta el juego.

Este año, el ganador fue Rajko Vujatovic, al igual que en 2016.