Aún con un traslado de la devaluación a precios muy acotado por la recesión, la inflación de agosto se perfila como la más alta del año. Los economistas estiman que el índice de precios al consumidor podría subir por encima del 3% y llegar, inclusive, hasta el 4% respecto del mes anterior.

Uno de los primeros economistas en advertir que el indice inflacionario durante este mes, viene “caliente”, es Gabriel Zelpo, de la consultora Elypsis. Según sus relevamientos, el índice estará cerca del 4%, algo que elevaría la inflación anual al 34% a fin de año. “La noticia es fuerte”, reconoce. Y explica que los precios de “los bienes y servicios regulados tuvieron mucho que ver” en la magnitud del alza. Se refiere a las subas que se computan, en este mes, como el aumento previsto en la electricidad, la suba de los combustibles, de las cuotas de las prepagas, y del Transporte.

En cuanto a los alimentos, según el analista, no dejan de registrar variaciones por la devaluación y por el “efecto de segunda ronda” de la sequía. “Una vez que los campos recuperan las pasturas, los ganaderos no mandan los animales al matadero. Esta menor oferta termina elevando los precios”, ejemplifica. Además, están las subas estacionales en frutas y verduras, por las heladas.

Según Fausto Spotorno, economista de la consultora Ferreres&Asociados, la aguja de los precios durante agosto -por ahora- oscila entre el 3,2 y 3,5%. Si bien el dato no está definido, advierte.

Martin Vauthier, analista de la consultora Eco Go, asegura que la inflación “viene bastante alta este mes” pero mantiene un cálculo más conservador: por encima del 3% dice sin computar la última semana del mes. Con todo, advierte que “por ahora el traslado a precios es bajo porque las empresas no pueden trasladar sus costos por la menos actividad. Además, las altas tasas de interés hacen que “las empresas no tengan inventario, porque tratan de venderlo, con lo cual para poder ubicar ese mayor volumen, deben resignar ajustes en el valores”.

Según el cálculo de esta consultora, la inflación anual se elevaría del 31,2% al 34%. “Los aumentos de agosto en los bienes y servicios regulados, estuvieron estrechamente vinculados a la variación en el tipo de cambio, que le pusieron un piso alto a la inflación del mes”, según el analista de Eco Go. “Es el caso del transporte y de la luz con los costos de los combustibles en dólares. Ahí, el Gobierno tiene dos caminos: o lo traslada a los consumidores o los canaliza vía subsidios, cosa que la meta fiscal no permite”, explica.

Según Pablo Goldin, economista de Macroview, “hasta ahora, la inflación de agosto vemos que podría llegar a acercarse al 4%, aún cuando falta la medición de los últimos dias”, dice. “Pero la tendencia es clara: más hacia el 4 que hacia el 3%. Esto elevaría la inflación anual al 33% en agosto”.

“Si bien impacta, el número está dentro de lo previsto, como ocurre después de cualquier proceso de devaluación. En este contexto, “creo que 35% es un hecho a fin de año”, dice. Este mes va a ser particularmente “picante”, y se enmarca en todo un año de inflación alta, más alta de la que el Gobierno firmó con el FMI”, advierte.

En este sentido, también  el economista Ramiro Castineira, advierte que se sorprendió por el “voluntarismo en la estimación de la proyección anual del 32% (como máximo) establecida en el acuerdo con el FMI. “Hay margen para ese número se sobrepase”, dijo. Aún sin hacer estimaciones puntuales, el economista asegura que la inflación de agosto se prevé “caliente”, pero sostiene que el principal responsable del crecimiento de la inflación es la emisión monetaria. “Esto pasó durante el kirchnerismo y pasa ahora también”, dice.  “Ya no se logra contener con Lebacs, ni a tasas del 50%. Esa “canilla abierta” derrama y el indice de precios empieza a reaccionar”, dice. Mientras la canilla esté abierta, la inflación va a seguir. Por eso es imperioso que la Argentina recupere el crédito que le permita desarmar el stock de Lebacs”.

El último dato oficial que se conoció, fue la inflación de julio que se ubicó en 3,1%, superando las proyecciones de las consultoras. Así, el índice de precios acumula, en lo que va de 2018, un alza de 19,6% y en términos interanuales, 31,2%, según el INDEC.

/psg