El exnuncio Carlo Maria Vigano acusó al Pontífice de “encubrir” los escándalos de abusos en EE.UU. y le exigió la renuncia. También lo cuestionó por “proteger” a Errázuriz y a Ezzati en Chile.

Carlo Maria Vigano nació el 16 de enero de 1941 en Varese, Italia. Fue ordenado sacerdote el 24 de marzo de 1968 y en 1973 ingresó al servicio diplomático del Vaticano. Es considerado del ala conservadora de la Iglesia.

Habla italiano, francés, español e inglés. De 1978 a 1989 tuvo cargos en la Secretaría de Estado del Vaticano y posteriormente fue nombrado Nuncio Apostólico en Nigeria por el Papa Juan Pablo II. En 2009, Benedicto XVI lo nombró Secretario General del Gobierno de la Ciudad del Vaticano.

La carta de 11 páginas publicada el sábado por Vigano, no es el primer documento que lo ha puesto en el foco de atención. En 2010, la televisión italiana publicó documentos secretos dirigidos al Papa Benedicto XVI.

La filtración masiva denominada Vatileaks tenía cartas de Vigano dirigidas al Papa en las que denunció “corrupción, prevaricación y mala gestión” en la administración del Vaticano y el encubrimiento de algunos miembros tras encontrar un déficit millonario.

Esas denuncias no tuvieron apoyo y según el diario El País, Vigano solicitó al Papa no ser removido de su cargo en el Vaticano para seguir investigando.

Un año después fue nombrado Nuncio Apostólico en Estados Unidos y trasladado a Washington. La agencia Reuters informó en ese momento que Vigano no estaba dispuesto a asumir esta labor.

En su libro Avaricia, sobre los “documentos y escándalos secretos del Vaticano”, el periodista Emilio Fittipaldi publicó que el “héroe de Vatileaks” Carlos Maria Vigano mantiene un litigio con su hermano sacerdote jesuita Lorenzo Vigano que lo acusa de “robar millones de herencia”.

En 2014, otra polémica involucró a Vigano después que ordenara a las arquidiócesis de Saint Paul y Minneapolis finalizar la investigación por conducta sexual inapropiada del arzobispo John Nienstedt. En abril de 2016, Francisco aceptó la renuncia de Vigano que presentó en enero de ese año cuando cumplió 75 años.