Este lunes, la Intendencia de la Región Metropolitana citó a una reunión a Blanco y Negro y Estadio Seguro, tras los incidentes ocurridos en el Superclásico entre Colo Colo y Universidad de Chile en el estadio Monumental.

Todo esto a raíz de los problemas que hubo el sábado en el recinto de Macul, donde cayeron bombas de ruido y bengalas al terreno de juego. También el segundo tiempo tuvo que ser retrasado unos minutos por el humo que cubrió la cancha por los fuegos artificiales lanzados por los hinchas.

Debido a estos problemas, “desde la ANFP confidencian que la Intendencia busca que las autoridades del fútbol clausuren el estadio Monumental por lo que resta del año”, según consignó La Tercera.

¿Puede la Intendencia sancionar al Monumental?

En tanto, según informa El Mercurio “ni Estadio Seguro ni la intendencia tienen atribuciones para castigar deportivamente a los clubes. Es, a juicio de la autoridad, una potestad que recae sobre el Tribunal de Disciplina de la ANFP”.

Asimismo escriben que “por lo mismo, la autoridad regional le entregará los informes de Carabineros a ese órgano jurídico para que este tenga más argumentos para sancionar ‘ejemplarmente’ a los albos”.

Lo que dijo la Intendenta el sábado

Mientras se desarrollaba el Superclásico, la Intendenta de la RM, Karla Rubilar, mostró su molestia a través de la redes sociales por los problemas que iban ocurriendo en el Monumental.

“Por incumplimiento por parte de Colo Colo de mantener despejadas las escaleras de emergencia del Estadio Monumental, evaluaremos legalmente la sanción. En una fiesta deportiva familiar es menester qué se resguarde la seguridad”, sostuvo la autoridad regional.

Y continuó: “Lamentamos el comportamiento de la hinchada de Colo Colo, que a pesar de haber permitido fuegos artificiales regulados, ingresaron (pirotecnias) ilegales poniendo en riesgo la seguridad”.

Después, al finalizar el encuentro, señaló a los medios que “cuando nosotros vemos lo que pasó en Arica y Lautaro es completamente inaceptable, y Colo Colo es responsable, el organizador, de lo que se vivió ahí y la falta de control que hubo”.

/gap