La vivienda de Cristina Kirchner en El Calafate fue escenario de allanamientos desde el viernes por la mañana hasta ayer a la noche. Fuentes judiciales confirmaron que se encontraron carpetas con información de muchos adversarios políticos de la ex presidenta. Ayer, los esfuerzos se concentraron en analizar las refacciones en el subsuelo, donde se descubrió una bóveda.

El espacio donde se hizo el hallazgo tiene 2,8 metros de ancho, 1,8 metros de profundidad, y 2,20 metros de alto, según precisó el diario Clarín, y la puerta original habría sido reemplazada por la de metal que tiene actualmente.

Más de una docena de miembros de la policía federal ingresaron al predio donde está la casa que Fernández (2007-2015) tiene en la localidad de El Calafate, en la sureña provincia de Santa Cruz, tal como se apreció en imágenes de canales de televisión. Los efectivos llegaron al lugar en varias camionetas en las que también trasladaban perros ante la mirada de decenas de seguidores de la senadora opositora y periodistas apostados en la cerca de entrada.

/gap