Apegado a su estilo polémico, el Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, adelantó que el mercado colapsaría en caso de que Joe Biden sea elegido Presidente.

¿Qué tan en serio deberían tomarse la afirmación de Trump?

En Wall Street se considera que las fuerzas que maneja el mercado bursátil estadounidense de casi US$30 billones son mucho más grandes y fuertes que la influencia de una persona, incluso una tan poderosa como el Presidente del país.

“Un hombre no mueve el mercado a largo plazo”, dice Thorne Perkin, presidente de Papamarkou Wellner Asset Management en Nueva York.

Aunque, Perkin y otros profesionales de la plaza financiera de Nueva York no niegan que las políticas favorables al crecimiento del Mandatario, como impuestos más bajos y menos regulaciones comerciales, hayan proporcionado un impulso a la economía y al mercado bursátil desde que ingresó a la Casa Blanca.

De hecho, las acciones han disfrutado de ganancias inusualmente fuertes desde el día de las elecciones, lapso durante el cual el S&P 500 ha subido a una tasa anual del 20%, superando el rendimiento histórico del 9,4% desde 1927, según datos de Bloomberg.

En esa línea, diversos analistas consideran que la economía está tan influida por el estímulo de los recortes tributarios y los bajos costos de endeudamiento, que los inversionistas pueden esperar un crecimiento sólido a pesar de las sacudidas políticas.

“Las conversaciones (sobre fallas) pueden ser impulsadas por los titulares, pero los precios de las acciones están determinadas por los resultados”, dice Sam Stovall, estratega jefe de inversiones de CFRA, una firma de investigación de inversiones con sede en Nueva York./gap