La Sección de Investigaciones Policiales de Carabineros allanó la vivienda de Hernán Calderón Argandoña, encontrando armas, municiones y drogas.

Frente a este hecho, la defensa de Nano Calderón explicó a MegaNoticias que las armas estaban “debidamente inscritas, ya que el joven se dedica a la práctica de tiro”, mientras que la droga eran dos gramos de marihuana “personal y de consumo inmediato”.

El operativo es parte de las indagatorias por el ataque del joven a su padre, el abogado Hernán Calderón Salinas, a quien agredió con un cuchillo.

En vista de la situación, Calderón Salinas debió ser trasladado e internado en una clínica del sector oriente, a causa de una herida cortopunzante en una de sus manos, junto con presentar la denuncia correspondiente.

/gap