La Fiscalía, en conjunto con la Policía de Investigaciones (PDI) allanó las dependencias del ex alcalde de Santiago, Pablo Zalaquett y del ex superintendente de Casinos Francisco Leiva, en el marco de la investigación que se lleva a cabo por el uso de tragamonedas clandestino en la Región Metropolitana.

La indagatoria se centró en la Asociación Gremial de Operadores, Fabricantes e Importadores de Juegos Electrónicos Recreativos y de Premio Programado (Fiden), gremial de la que el ex edil es asesor, y su presunta relación con organismos públicos.

Según pudo constatar La Tercera, en la diligencia fueron requeridos registros de computadores y algunos documentos contables que forman parte de una nueva arista en la causa, la que incluso podría incluir a otros políticos. Además, se llevaron cerca de 300 máquinas tragamonedas.

El allanamiento a la Fiden se llevó a cabo el miércoles pasado y al día siguiente, los domicilios y oficinas particulares de integrantes del directorio y asesores. Entre ellos está la del ex candidato a diputado, ligado a la DC, Nelson Hadad y su hijo, Alberto Hadad, integrante del directorio de Fiden.

Algunas defensas aseguraron que sus clientes han sido incluso objeto de interceptaciones telefónicas.

/gap