Un poco afectuoso recibimiento tuvo el Presidente Sebastián Piñera en la comuna de Quintero, lugar donde se dirigió al hospital para visitar a las personas afectadas por la contaminación en la zona.

Ahí elos esperaban habitantes de la localidad, quienes exigían medidas concretas ante una situación que se llevaba repitiendo desde hace años. Así, con golpes y puños golpearon el vehículo en la que se trasladaba el Mandatario junto a la ministra del Medio Ambiente, Carolina Schmidt.

Tras el imapsse, el Mandatario -ahora en Puchuncaví- se refirió a las agresiones, asegurando que ya había sido advertido de que esto podría ocurrir.

Quiero decir también con mucha franqueza que muchos de los asesores le dicen al Presidente que no vaya a Puchuncaví, no vaya a Quintero, porque sabemos que hay grupos violentistas“, expresó.

Aclaró que “muchos de ellos que no son de Puchuncaví ni Quintero, que vienen a provocar más problemas, pero yo me quedo con la actitud respetuosa, constructiva de la inmensa mayoría de los habitantes de Quintero y Puchuncaví, que lo que quieren es una solución para que ellos, sus familias y sus hijos puedan tener un vida normal, no vean en riesgo su salud y puedan tener un ambiente libre contaminación”.

Entre los anuncios de Piñera para la zona afectada destacan un programa especial para los jóvenes que van a dar la PSU y otro sistema en línea para que los niños de Primero a Cuarto Medio puedan continuar con sus estudios desde sus hogares.