Aunque el reconocido físico Stephen Hawking era ateo, su advertencia final sobre el futuro merece atención. Consideró los objetos cercanos a la tierra (NEOS) una de las principales amenazas de extinción para la humanidad. Los NEO continuamente amenazan a la tierra y pasan inofensivamente, hasta ahora. Si le preguntaras a un creyente cuál es la amenaza que más le preocupa, por lo general diría que el Anticristo, la marca de la bestia, el Nuevo Orden Mundial o alguna otra profecía bíblica del fin de los tiempos. Pocos dirían que el impacto de un asteroide, como las películas de ciencia ficción Armageddon, Deep Impact o Greenland.

Pero el difunto Stephen Hawking fue una destacada voz científica que advirtió por activa y por pasiva de la llegada de una roca espacial. Consideró los impactos de asteroides como una de las principales amenazas para la supervivencia de la humanidad, junto con la inteligencia artificial y el calentamiento global. Y hubo una poderosa demostración de esta amenaza en 2013, el año en que el llamado bólido de Cheliábinsk explotó sobre Rusia provocando 1.500 heridos y múltiples destrozos. Ninguna agencia espacial la vio llegar. Y lo cierto es que todo lo que se necesita es un objeto de 140 metros de ancho para devastar una gran ciudad. Pues ahora imagínate que podría pasar con un asteroide de 1,7 kilómetros, más del doble del tamaño del edificio más alto de la Tierra: el Burj Khalifa.

asteroide potencialmente peligroso 850x491 - La NASA advierte de la inminente llegada de un enorme asteroide potencialmente peligroso

Asteroide 2001 FO32

Un asteroide de 1,7 kilómetros de ancho que duplica el tamaño del edificio más alto del mundo pasará cerca de la Tierra en marzo y la NASA lo ha calificado como “potencialmente peligroso”. Los expertos han declarado que Es poco probable que el asteroide, denominado 231937 (2001 FO32), impacte contra la Tierra ya que estará a 2 kilómetros del planeta, cinco veces más lejos que la Luna. Sin embargo, la NASA identifica como “Objetos cercanos a la Tierra” a cualquier roca espacial” con un diámetro superior a 1 km, y provocarían la devastación de todo el planeta si llegaran a alcanzar la Tierra.

nasa asteroide potencialmente peligroso - La NASA advierte de la inminente llegada de un enorme asteroide potencialmente peligroso

La roca espacial de 1,7 kilómetros de ancho por 1 kilómetro de largo hará su aproximación más cercana a nuestro planeta alrededor de las 16:03 GMT del 21 de marzo. Se la ha calificado de ‘potencialmente peligrosa’ ya que podría alcanzar nuestro planeta en futuras aproximaciones del sistema solar. El asteroide 231937 es la roca espacial más grande que se ha acercado a la Tierra este año y con 1,7 km es más del doble del tamaño del edificio más alto de la Tierra: el Burj Khalifa. Debería ser posible ver el asteroide a través de un telescopio de apertura de 20 centímetros justo después de la puesta del sol el 21 de marzo mirando ligeramente por encima del horizonte sur.

La enorme roca especial fue detectada por primera vez en 2001 por una serie de telescopios en Nuevo México que forman parte del programa Investigación de asteroides cercanos a la Tierra de Lincoln (LINEAR, por sus siglas en inglés). El proyecto MIT está financiado por la Fuerza Aérea de los Estados Unidos y la NASA y detectó la roca espacial el 23 de marzo de 2001 y desde entonces ha estado bajo seguimiento constante. Mediante los datos recopilados, los astrónomos calcularon su órbita y determinaron qué tan cerca se acercaría a la Tierra, además de su velocidad: unos 120.000 km/h.

La NASA dice que vigila de cerca todos los asteroides cercanos a la Tierra para determinar si alguno podría estar cerca de impactar contra nuestro planeta. Y según la agencia espacial, actualmente no hay asteroides que representen un riesgo significativo para la vida en la Tierra durante al menos el próximo siglo, y solo uno tiene un 0,2 por ciento de posibilidades de que una roca especial choque contra la Tierra en 2185.

Inminente impacto

También hay que decir que no todos los científicos están de acuerdo con los cálculos de la NASA. Recientemente, investigadores del Departamento de Biología de la Universidad de Nueva York advirtieron que los escenarios apocalípticos causados por asteroides son más hechos científicos que ciencia ficción, ya que la Tierra está a punto de sufrir un nuevo evento de extinción masiva como el ocurrido hace 30 millones de años. Descubrieron que los incidentes globales catastróficos ocurren aproximadamente cada 27 millones de años.

nasa enorme asteroide potencialmente peligroso - La NASA advierte de la inminente llegada de un enorme asteroide potencialmente peligroso

Y con la última extinción masiva hace 66 millones de años, cuando los dinosaurios fueron destruidos por un asteroide o un cometa, creen que la Tierra ya ha superado ese tiempo. Al parecer, los eventos catastróficos, como los impactos de asteroides y las erupciones, siguen un ciclo. Y, según sus cálculos, las lluvias de cometas de extinción ocurren cada 26 a 30 millones de años cuando pasan por la galaxia. Lo que está claro es que el estudio de la Universidad de Nueva York contradice directamente a la NASA, que continuamente nos dice que no se espera ningún impacto de asteroide apocalíptico en los próximos 100 o 200 años.

Esperemos que el asteroide 2001 FO32 no nos depare una desagradable sorpresa, ya que llegará justamente en el aniversario de la pandemia de coronavirus, el fatídico mes de marzo. Pero aparte de las controversias científicas, los creyentes en las proteicas bíblicas tienen una buena razón para tomar en serio la amenaza del espacio. En el libro del Apocalipsis hay una profecía de tal escenario:

“El segundo ángel tocó la trompeta, y algo como una gran montaña ardiendo en llamas fue arrojado al mar, y la tercera parte del mar se convirtió en sangre. Y murió la tercera parte de los seres vivientes que estaban en el mar, y la tercera parte de las naves fue destruida”, Apocalipsis 8: 8-9.

La descripción bíblica aquí es extraordinariamente clara. Los astrónomos en realidad describen los asteroides como “montañas del espacio”. Además, a medida que los asteroides atraviesan la atmósfera antes del impacto, se encienden, no por fricción, sino por la compresión del aire frente al cuerpo. Esto coincide con el “fuego ardiente” descrito en la profecía. Dado que la mayor parte de la superficie de la tierra es océano, el lugar más probable para un impacto como este es el océano, tal como se describe.

Gracias a las películas y documentales, casi todo el mundo sabe en estos días lo que sigue después del primer impacto: tsunamis u maremotos, destruyendo todo a su paso. Sin duda alguna Apocalipsis 8 es una descripción increíblemente específica del impacto de un asteroide para un escritor del primer siglo. Esperemos que no se cumpla el próximo mes de marzo, aunque los científicos ya nos han advertido que podría ocurrir en cualquier momento.

¿Crees que el asteroide 231937 acabara impactando contra la Tierra?

/psg