Fue el pasado mes de abril cuando el diputado Ignacio Urrutia lanzó el polémico comentario y calificó de “terroristas” con “aguinaldo” a las víctimas de violaciones a los derechos humanos durante la Dictadura Militar. Esto provocó la reacción dePamela Jiles, quien fue a confrontarlo, siendo detenida por otros parlamentarios.

A raíz de ese hecho, la Comisión de Ética de la Cámara decidió por unanimidad el pasado miércoles sancionar a la diputada del Partido Humanista con el 0,2% de su dieta, lo que equivale a uno $18 mil pesos, siendo calificado como una “sanción simbólica”.

Esto se suma a lo acordado por la misma instancia a fines de julio, quienes en esa oportunidad multaron al diputado Urrutia con la máxima sanción: una multa equivalente con el 7% de su dieta, según consignó La Tercera.

Recordemos que el comentario del gremialista surgió luego de que la oposición se manifestara por la decisión del gobierno de Sebastián Piñera de retirar el proyecto que buscaba reparar con un bono de tres millones de pesos a presos políticos y a quienes sufrieron torturas.

 /gap