El dólar se encamina a registrar la suba más pronunciada en un mes desde la salida del cepo. Hasta hoy aumentó 22% en lo que va de agosto y así igualó el salto de mayo, en plena corrida cambiaria -la crisis data de abril-. Habrá que esperar las próximas horas para ver la reacción de los mercados tras los anuncios del Gobierno de ayer y comprobar si el tipo de cambio le queda aún más recorrido. Este miércoles el dólar cerró a $ 34,40. Subió 7,3% en un sólo día.

Desde hace semanas economistas y bancos cuestionan las cifras del programa financiero 2019 de la Argentina. Señalan que al Gobierno le hace falta más que los US$ 7.500 millones que Nicolás Dujovne dice tener que pedir prestado en 2019. Esto, más la volatilidad de mercados emergentes como Turquía y Brasil, presionaron el dólar en Argentina y elevó su riesgo país 31% en el mes.

¿Pero qué pasó ayer? El presidente Mauricio Macri anunció que el Gobierno solicitó al FMI “adelantar todos los fondos necesarios para garantizar el cumplimiento del programa financiero del año próximo”. Voceros del Ministerio de Hacienda y Finanzas explicaron que la medida consistiría en flexibilizar el cronograma de desembolsos estipulado en el memorándum de entendimiento con el organismo. Esta tabla contempla tres desembolsos en 2018 -el primero ya se concretó en junio- y diez más hasta 2021. En total, unos US$ 50.000 millones. “Sé que estas situaciones tormentosas generan angustia y preocupación en todos ustedes. Pero sepan que estoy tomando todas las decisiones necesarias para cuidarlos. Estamos haciendo todo lo que está a nuestro alcance para salir adelante”, dijo Macri a través de un spot difundido a las 9.30 de la mañana.

Acto seguido, abrieron los mercados. El dólar arrancó un camino ascendente a lo largo de la jornada. También el riesgo país. Luis Caputo, titular del BCRA, no pudo evitar la escalada del tipo de cambio. El banco realizó una nueva subasta de US$ 300 millones y los vendió todos, con un mínimo de $ 31,60. En lo que va de la semana el Central vendió 710 millones de dólares. Demandaron divisas importadores, minoristas (ver aparte), pero también inversores de afuera. Sigue el desarme de Lebac.

En el Gobierno aclaran que el núcleo del acuerdo stand by no se modificará. Sí evalúan una recalibración del programa. Esta semana se conoció el relajamiento de un aspecto técnico de él, relacionado con la recompra por parte del Tesoro de las Letras Intransferibles. A esto se suma lo del cronograma de desembolsos.

Las condiciones internacionales para el acceso a los mercados de la Argentina empeoraron desde que el programa fue anunciado en junio. La economía se encuadra ahora en el ‘escenario adverso’contemplado en el stand by y no en el ‘caso base’. En el primero, el PBI cae 1,3% este año y la inflación alcanza 31,7%. Para el año que viene -según el peor escenario-, se prevé estancamiento y un esfuerzo fiscal más grande: el déficit primario equivaldría a 0,9% del PBI. Ayer Nicolás Dujovne, en conferencia, dijo que el objetivo de 1,3% de déficit en 2019 ”es un techo”.

Christine Lagarde, titular del FMI, apoyó el planteo de Macri. El respaldo llegó ya al final de la jornada y vía un comunicado. “He instruido al personal del FMI para que trabaje con las autoridades argentinas a fin de fortalecer el acuerdo respaldado por el Fondo y reexaminar el cronograma del programa financiero”.

El Board deberá reunirse y evaluar el pedido de la Argentina. Macri elevó el mismo a los accionistas del FMI. Se descarta su aprobación. Los privados calculan que demoraría cerca de dos semanas. ¿Y mientras tanto?

Los analistas y economistas creen que la volatilidad seguiría. “Parece difícil que se estabilicen los indicadores con estas noticias. Ninguna es la que espera el mercado”, dice Martín Vauthier, economista de Eco Go.

¿Qué espera el mercado? Que el Gobierno explique más detallado el programa financiero 2019. Hacienda y Finanzas promete satisfacer esa demanda en estos días. Por el momento Dujovne asegura que le hace falta unos US$ 7.500 millones para cerrar ‘la brecha’. Y que el escenario financiero de cara a fin de año estaría despejado puesto que las principales necesidades con en pesos. La brecha en dólares estaría sobre-financiada. Para los economistas de la city hacen falta hasta US$ 26.000 millones.

“El mercado quiere ver un plan y el Presidente anunció algo no aprobado”, opinó Javier Alvaredo, director de ACM en relación a lo del FMI. “Hay muchas cosas del Gobierno en la dirección correcta”, opinó Mario Blejer, ex presidente del BCRA. “Pero también hay mucha confusión”. Miguel Kiguel dijo que: “El Gobierno perdió la credibilidad del mercado” y que “la crisis actual no es sólo económica”. El riesgo país ayer saltó de 689 a 701 puntos básicos. Los bonos de la deuda en dólares cayeron. Hoy la saga continúa.

/psg