Decepción.Esa es la palabra con que los analistas recibieron los débiles resultados sectoriales de julio. De acuerdo al Instituto Nacional de Estadísticas, (INE), los datos del séptimo mes del año mostraron una caída de 2,5% en la producción minera, y una contracción de 1,4% en el índice de producción manufacturera respecto de un año.

Con estos datos sobre la mesa, los expertos redujeron sus proyecciones originales para el Índice Mensual de Actividad Económica (Imacec) pasando del 3,9% previsto en la última Encuesta de Expectativas Económicas a un rango que fluctúa entre 2% y 3,4%. De esta manera, el tercer trimestre se encamina a ser el de menor crecimiento del año.

Alejandro Fernández, economista de Gemines, señaló que “el resultado de julio confirma que el tercer trimestre, probablemente, será el más débil del año en la medición en doce meses por el menor número de días hábiles, ya que en septiembre habrá dos menos que el año pasado”. En ese sentido, prevé que el Imacec de julio habría crecido 3%. “De concretarse este resultado, la expansión acumulada en los primeros siete meses del año se habría reducido a 4,6%, pero todavía se mantiene alineada con un crecimiento de 4% para el año”.

/gap