“Es algo que nunca podré olvidar, pero he aprendido a vivir con la pena…”, dice María Victoria Laymuns en una entrevista en el diario LUN.

En la conversación la periodista de 42 años rememora los dramáticos momentos de ese 18 de Septiembre de 2015 cuando le avisaron por teléfono que su marido, de quien estaba separada hace un tiempo, se había quitado la vida.

Ese viernes la policía informó que en la cocina de la habitación 213 del Hotel Los Nogales, en Providencia, encontraron el cuerpo sin vida de Eduardo Bonvallet.

El comentarista deportivo de 60 años vivía allí luego de la separación de su esposa, con quien estuvo doce años casado y tuvo tres hijos.

En el mencionado diario, Laymuns recuerda que “tengo imágenes y recuerdos borrosos, no muy conectados y con muchos baches. Me acuerdo de que contesté el teléfono y una persona de la radio, no sé quién, pero parece que era un gerente, me dijo “se mató… Se mató”. Yo pensé que era una pitanza, una broma de mal gusto”.

La profesional afirma que le costó años superar el shock y volver a establecerse junto a sus hijos. Se refiere a los ataques que recibió de cercanos a Bonvallet y compañeros de radio del ex futbolista, quienes le achacaban responsabilidad en lo ocurrido.

Laymuns declara que de todas las personas que se ofrecieron a acompañarla y ayudarla, finalmente los únicos que permanecieron a su lado fueron su familia y la de su esposo y el empresario Miguel Nassur, dueño de la radio donde trabajaba Bonvallet y gran amigo de este.

Finalmente cuenta que tiene un buen trabajo estable y mantiene una relación estable y puertas afuera desde hace tres años.

/psg