La producción industrial de China creció a un ritmo más rápido que lo esperado en octubre, mientras que las ventas minoristas continuaron recuperándose, aunque menos que lo previsto, en momentos en que la segunda economía más grande del mundo vuelve a despegar tras el impacto de la pandemia de COVID-19.

La producción industrial subió un 6,9% interanual en octubre, mostraron el lunes datos de la Oficina Nacional de Estadísticas, en línea con el avance de septiembre. Los analistas encuestados por Reuters esperaban una mejora del 6,5%.

Después de que la pandemia paralizara grandes sectores de la economía este año, el sector industrial ha experimentado un cambio impresionante, ayudado por las exportaciones.

Ahora, con el coronavirus en gran parte controlado en China, los consumidores están volviendo a gastar en un nuevo impulso a la actividad económica.

/gap