La reunión entre el ministro de Desarrollo Social, Alfredo Moreno, con Aucán Huilcamán, encargado de Relaciones Internacionales del Consejo de Todas las Tierras, en la que el líder mapuche le entregó una propuesta para tener representación en el Congreso, se concretó ayer a pocos días de que el gobierno dé a conocer el Plan Araucanía. Esto se enmarca dentro del Acuerdo Nacional para lograr la paz en la zona en el que el ex canciller ha jugado un rol importante al lograr generar citas con más de 300 actores relacionados con el tema.

Encuentros que el titular de Desarrollo Social apunta a seguir manteniendo luego de que se anuncien las medidas propuestas por la mesa de trabajo. “Esto requiere de mucho diálogo porque hay muchas desconfianzas y es bueno que la información correcta fluya”, explica el ministro a “El Líbero”, y agrega que las reuniones tienen como objetivo “conocer las impresiones y  opiniones de los actores, y poder pulir detalles”.

Si bien la comisión comenzó a sesionar el 24 de abril, el Presidente Sebastián Piñera inició los gestos hacia la zona el 23 de marzo cuando La Araucanía se transformó en la primera región que visitó luego de asumir como Jefe de Estado. En la instancia, el Mandatario sostuvo encuentros con representantes de la sociedad civil y les entregó las bases para generar un “acuerdo de paz y desarrollo en la región”.

Y fue a fines de abril cuando el ministro Moreno tuvo una de las primeras reuniones significativas para comenzar a trabajar en Plan por La Paz en La Araucanía: una cena con el obispo de Temuco, Héctor Vargas, quien presidió la mesa de trabajo desarrollada durante el gobierno de Michelle Bachelet y que elaboró un plan para la región, de cuyas conclusiones la actual comisión recopiló algunas de sus propuestas.

La iniciativa de Bachelet es una de las al menos seis propuestas que se han diseñado para la zona en los los últimos años. Sobre este punto el ministro explica que se trata de “un problema que tiene más de un siglo” y que hay “muchos dolores muy profundos y varias separaciones entre distintos grupos, incluso dentro de personas que representan al mismo sector”. Es por este motivo que para el ex canciller la solución “va a tomar tiempo, aquí lo importante es ir dando pasos y que vayan en el sentido correcto”.

En este sentido, el ministro ha realizado siete viajes a la región. Uno de ellos ocurrió el 24 de junio, en la que Moreno, junto al Presidente Piñera, celebraron el año nuevo mapuche, We Tripantu, instancia en la que el lonco Aniceto Norín, líder mapuche que en 2003 fue sentenciado por delitos de terrorismo, se dio un abrazo con el Jefe de Estado. Días después, el ex ministro de RR.EE. sostuvo una cita con el líder de la Coordinadora Arauco Malleco (CAM), Víctor Ancalaf, la que calificó como “muy interesante”. “Estuvimos con toda la comunidad, tuvimos una larga conversación con todos ellos, cómo ven ellos su trabajo acá y los proyectos que tienen en la comunidad”, explicó el secretario de Estado sobre el encuentro.

Los gesto por parte del lonco continuaron. Un mes después, Norín se reunió con Jorge Luchsinger Mackay, hijo del matrimonio Luchsinger Mackay asesinado en 2013, para pedir paz por La Araucanía. Cita en la que participó el ministro Moreno. Hoy reflexiona sobre el gesto de ambos: “La existencia de personas que tienden la mano a otros que son de grupos distintos, y que han sido incluso tradicionalemente antagonistas, requiere de mucha valentía”.

Agrega que “el llamado del lonco Norín a que se termine la violencia fue un primer paso muy relevante porque aquí en la región esas cosas se escuchan poco, incluso de gente pacífica, porque no hay un rechazo público a la violencia”.

Reunión en la casa Luchsinger Mackay

Otra de las citas importantes que ha tenido Moreno se llevó a cabo en el octavo encuentro 3xi de la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC) al que asistieron Norín y Ancalaf. Si bien la ocasión no estaba relacionada directamente con la comisión por el Acuerdo Nacional para la paz en La Araucanía, desde la cartera de Desarrollo Social sostienen que fue significativa para el proceso.

“Valoro la disposición de la gente que estuvo acá. Muchos de ellos se han comprometido a hacer otros encuentros como este y llevar el mensaje de lo que vieron aquí a otras partes. Unos y otros han visto a gente muy valiosa. Estamos avanzando, pero queda mucho”, sostuvo el secretario de Estado a comienzos de agosto mientras se desarrollaba del evento.

Una nueva reunión entre el lonco Norín y Moreno se llevó a cabo del 6 de agosto, esta vez en La Moneda. En ella Norín estuvo acompañado por cerca de una decena de mapuches, entre los que se encontraba el machi Camilo Mariano Cayupil, quienes llegaron al Palacio de gobierno para entregar una serie de propuestas para el Acuerdo Nacional por La Araucanía. Incluso, el Presidente Piñera se sumo al encuentro cuando la comitiva realizó un inesperado guillatún, ceremonia religiosa mapuche.

El 14 de agosto, el ministro volvió a la IX Región y durante su paso por La Araucanía visitó la casa reconstruida del matrimonio Luchsinger Mackay. En la oportunidad sostuvo una cita con una treintena de víctimas de la violencia rural de la zona. El titular de Desarrollo Social comentó, en la ocasión, que “he tenido la oportunidad de escuchar cada una de sus historias y son historias de vida que en realidad producen un dolor en el corazón inmenso, son dolores impresionantes”. Además apuntó a que las víctimas eran “grupo  muy importante a considerar en lo que hagamos en La Araucanía para que nunca más sucedan eventos como los que a ellos les ha tocado sufrir”.

“Fue acertado enfrentar este tema con una visión de diálogo”

A raíz de estas reuniones, el ministro señala a “El Líbero”, que “la gente sabe que al gobierno le importa mucho y que está dispuesto a usar sus capacidades y su capital político en La Araucanía” lo que ha motivado que “haya otro ambiente. Se ha comenzado a ver que hay una pequeña luz de esperanza, y por ahí vamos a seguir tratando de avanzar”.

Y agrega: “Fue acertado enfrentar este tema con una visión de diálogo, de acercar a las personas, que se conozcan. Entender los problemas desde las distintas visiones, no creer que uno tiene una solución que puede traer desde Santiago y que la puede implementar acá”

Lo anterior, sostiene, ha ayudado en la elaboración del Acuerdo Nacional para La Araucanía. Sobre las propuestas que contendría, el ex canciller comenta que habrá “un plan económico que incluye inversión pública para poner a la región al nivel de las otras regiones del país”. Además, la autoridad comenta que se contemplan incentivos para que vuelva la inversión privada. “Ha estado muy ausente de la región, la inversión extranjera en los últimos 7 años ha sido cero”, remata.

Otro punto que contendría el texto final de la comisión será generar condiciones para que los mapuches que reciben tierras de la Conadi puedan desarrollar sus proyectos de vida de forma más rápida. “Lo que queremos hacer es facilitar para que cada persona o comunidad mapuche haga lo que estime conveniente”, explica el ministro.

“Hay también temas que tienen que ver con cambios en materia del acercamiento a las comunidades mapuches que tiene que ver con la cultura”, comenta la autoridad quien señala que sobre esta materia se plantea, por ejemplo, que en los colegios en los que haya al menos un 20% de alumnos de una etnia específica, se incluirá contenido sobre estas en el currículo escolar.Resultado de imagen para ministro moreno desarrollo social

/gap