Esta semana la agenda se le complicó al gobierno. La oposición rechazó el veto presidencial por salario mínimo y, tras el anuncio del proyecto de modernización tributaria, desde la centroizquierda se barajó la idea de negarse a legislar el proyecto. En ese contexto, surgieron varias críticas en torno al despliegue de la ex Nueva Mayoría en el Congreso.

Al respecto, José Joaquín Brunner, quien fuera uno de los fundadores del PPD -e integrante de sus filas hasta el año pasado-, y ex ministro secretario general de Gobierno, durante la presidencia de Eduardo Frei, tiene una visión crítica tanto de la gestión que ha tenido el Ejecutivo como de la oposición.

“Aquí hay una clara tentación de la oposición, por el momento, de rechazar todo. Eso le permite aparecer relativamente unida sin que tenga acuerdo en ninguna idea”, sostiene el ex secretario de Estado. En conversación con “El Líbero”José Joaquín Brunner, aborda el actual escenario.

-Luego de que fuera rechazado el veto presidencial del salario mínimo, ¿cuál es su visión de la gestión del gobierno y de la oposición?

-No tiene ningún sentido analizar a la oposición, aquí hay que analizar a las dos partes porque, obviamente, que producto de la situación es una interacción entre las dos partes. Acá hay que ser claros, la primera responsabilidad de articular políticamente es del gobierno, nadie puede esperar que gobierne la oposición. Tiene una tarea particularmente difícil que es articular su propio programa para llevarlo adelante, pero consiguiendo apoyos y negociando hasta construir acuerdos con la oposición. Esto es algo que se puede hacer, lo que pasa es que el gobierno no ha mostrado hasta acá ninguna real voluntad de llegar a acuerdos ni tampoco habilidades negociadoras y políticas necesarias para poder responder a este enorme desafío que tienen por delante.Resultado de imagen para jose joaquin brunner

/gap