Desde el miércoles comenzó a materializarse un hecho que se venía deslizando hace varios días: una masiva fuga de militantes desde el partido Ciudadanos Somos Todos.

Tras las polémicas elecciones del pasado 17 y 18 de agosto, y donde aún ni siquiera se abre la urna electrónica para conocer a la lista ganadora debido a varias acusaciones -hasta de fraude- en el proceso, un grupo de casi 300 militantes, según señalan, comenzó ante el Servicio Electoral (Servel) a finiquitar su participación en la colectividad.

Se trata del grupo que apoyó fundamentalmente a la lista Puertas Abiertas, que encabezó Juan José Santa Cruz (Foto). De hecho, el mismo empresario saldrá del partido sin siquiera conocer los resultados de los comicios.

De esta manera, el vicepresidente ejecutivo de Corfo, Sebastián Sichel; los economistas Alejandro y Esteban Jadresic; los miembros del Tribunal Supremo del partido, Ricardo Escobar y Eugenio Evans; el vicepresidente de Correos de Chile, Patricio Arrau; el empresario Jorge Errázuriz, el abogado Juan Ignacio Correa, el empresario Patricio Artiagoitia, Patricio Nawrath, Viviana Pérez, y otros dirigentes ya han renunciado o renunciarán en los próximos días.

Según explican desde este grupo, aquellos militantes que aún no lo hacen es porque no tienen la clave única que exige el Servel para el proceso, pero la decisión ya está tomada.

En el sector apuntan a la responsabilidad del exministro de Hacienda Andrés Velasco, quien respaldó a la lista Ciudadanos de a Pie y la que pidió que se excluyeran más de 200 votos por supuestas irregularidades, lo que ha impedido que se realice el conteo de sufragios de los comicios internos.

“Nos hemos ido porque se han roto las confianzas, pero, además, porque Andrés Velasco -que es nuestro único líder de carácter nacional, posiblemente Sichel también lo sea, pero es el más conocido-, ha optado tras su derrota en el Maule por izquierdizarse”, explicó a La Tercera Juan Ignacio Correa, quien confirmó que ya hizo efectiva su salida.

“A nosotros nos parece sorprendente que un hombre (Velasco) que se presentó como un político moderno, revolucionario, se hubiera quedado pegado en un discurso del siglo XIX que divide a la gente entre la izquierda y la derecha”, añadió Correa.

Asimismo, desde el sector han planteado la posibilidad de crear un nuevo referente tras la renuncia. “Las cosas se precipitaron y estamos retirándonos de un partido que fue sepultado por una lista que quiso llevarse la urna para su casa (…) hemos renunciado en forma colectiva porque vamos a seguir en forma colectiva conviviendo y entendiendo la política, aunque no hemos definido el camino que vamos a tomar”, sostuvo Correa.

Desde el otro sector, el delegado electoral de Ciudadanos de a Pie, Felipe Vergara, manifestó que la razón de los renunciados no es válida. “Es una lástima que la gente se vaya de Ciudadanos, sea quien sea, nosotros siempre hemos promovido el ingreso de militantes. No me parece prudente irse en este momento”, sentenció.

/gap