Amantes de la música se reunieron la semana pasada en la iglesia medieval de Sankt-Burchardi, en la ciudad alemana de Halberstadt, para escuchar un cambio de acorde de la pieza musical más larga de la historia, que tiene una duración de 639 años.

La interpretación de ‘Organ/ASLSP’, creada en 1987 por el compositor estadounidense John Cage, comenzó el 5 de septiembre de 2001 por un órgano, construido especialmente para el evento, y terminará en el año 2640.

La partitura se compone de 8 páginas, para ser tocada muy lentamente en piano u órgano. El cambio anterior de acorde se produjo en el 2013, mientras el próximo está programado para el 5 de febrero de 2022.

/psg