Aunque por el tanteador no lo parezca, el Barça tuvo que remontar un gol en contra a los dos minutos para superar el compromiso del recién ascendido Huesca. El conjunto oscense, aún con el impulso de su esperanzador inicio de Liga, se plantó en el Camp Nou con la idea de consumar un sueño y se ganó el derecho a pensar que era posible, pero acabó destruido por el potencial barcelonista. El conjunto de Valverdereaccionó primero y después no paró hasta obtener la ventaja que le daba el liderato en la Liga. Messi (2), Pulido en propia puerta, Suárez (2, el segundo de penalti cedido por Leo), Dembélé, Rakitic y Jordi Alba sentenciaron al Huesca pese a los goles de Cucho y Alex Gallar.

Messi fue el encargado de fundir las defensas oscenses con una nueva actuación de babero y se encontró con un Coutinho inspirador de pasador. Luis Suárez, por su parte, acabó con su sequía y no sólo marcó sino que dio una asistencia a Dembélé. Jordi Alba fue un estilete y Dembélé tuvo momentos de calidad. Pero no todo comenzó de color de rosa: el primer cuarto de hora el Huesca se subió a las barbas de un Barça espeso, con pocas ideas y muy lento en defensa.

 

Zarpazo del Huesca

El Huesca se aprovechó de ese indolencia del Barça para adelantarse en el marcador con una jugada de manual: centro desde la derecha de Miramón, Longo peinó y Cucho remató a gol, con los centrales del Barça buscando setas y Piqué timpiendo el fuera de juego cuando Longo tocó el balón.

El conjunto visitante, recién ascendido, salió como un trueno, jugó diez minutos de cine, teniendo el balón y buscando a sus dos delanteros para que bajasen el balón para la segunda línea. El Barça, mientras, sufría un atasco monumental.

El desatascador fue Messi, un día más. Se puso las pilas y, tras varios intentos, destrozó la cintura del infeliz que le marcaba, Luisinho (que más tarde se iba a ganar una tarjeta por agarrarle rompiendo un contragolpe), con un quiebro celestial y cruzó el balón a gol.

Con paciencia, y con movimiento entre líneas con Rakitic y Coutinho cambiándose los papeles, llegaron acciones como un chut envenenado de Rakitic y otro de Dembélé a la madera, hasta que el francés encontó la subida de Alba. El centro del lateral lo desvió a la red el central Pulido.

Luis Suárez rompió su sequía con una jugada con suspense: remató a la red impecablemente un centro de Alba, pero el gol fue incialmente anulado por fuera de juego del lateral al recibir el pase.

El VAR confirmó la validez del gol, que fue una inyección de combustible para el uruguayo, que nada más comenzar el segundo tiempo asistió a Dembélé para el cuarto gol del Barça, después de que Àlex Gallar hubiese aprovechado una nueva lipotimia general de la defensa para marcar el segundo tanto del Huesca antes del descanso.

Llega la goleada

Messi tiró un nuevo a la madera tras controlar con el pecho un gran pase de Coutinho y poco después mandó una gran asistencia a Rakitic, que, esta vez sí, logró el quinto gol del Barça.

En diez minutos de locura el Barça había dejado KO al conjunto aragonés, que acumulaba una paliza que no estaba acorde con su atrevimiento incial, aunque se le hizo largo el partido y se vino abajo con demasiada facilidad.

Con la mirada puesta, aparentemente, en la diferencia de goles, Messi anotó el sexto al recoger un gran pase de Countinho en el eje, encarar al portero y ajustar el balón fuera de su alcance.

Y Jordi Alba anotó el séptimo con el Huesca entregado.

Con los cambios, el Barça acabó con el 4-2-3-1 que gusta a Valverde, con Dembélé, que jugó todo el partido, por la derecha, y Coutinho a la izquierda, con Arturo Vidal, que vio una tarjeta y probó una chilena en veinte minutos de juego, y Arthur en el doble pivote. El octavo fue de Suárez, de penalti.

FICHA TÉCNICA

FC Barcelona: Ter Stegen; Sergi Roberto, Piqué, Umtiti (Lenglet, 64’), Jordi Alba; Rakitic (Arturo Vidal, 70’), Sergio Busquets (Arthur, 75’), Coutinho; Messi, Suárez, Dembélé

SD Huesca: Werner; Jorge Miramón, Pulido, Etxeita, Luisinho; Álex Gallar (R. Semedo, 64’), Musto, Melero, Moi Gómez; Longo (Serder, 57’), Cucho (Chimy Ávila, 71’)

Goles: 0-1, Cucho (2’); 1-1, Messi (15’); 2-1, Pulido (24’); 3-1, Suárez (40’); 3-2, Álex Gallar (42’); 4-2, Dembélé (48’); 5-2, Rakitic (52’); 6-2, Messi (61’); 7-2, Alba (81’); 8-2, Suárez (90’, pen.)

Árbitro: Melero López (Comité Andaluz). Tarjetas a Luisinho (25’), Musto (86’), Arturo Vidal (87’)

Estadio: Camp Nou. 72.892 espectadores