Aunque dicen que aún están afinando los detalles, en La Moneda aseguran que el Presidente Sebastián Piñera convocará a una ceremonia, durante la semana del 11 de septiembre, para conmemorar los 45 años del golpe militar.

Será una actividad “más sencilla”, dicen en Palacio, en comparación al acto de 2013, cuando la primera administración de Piñera organizó un acto para recordar los entonces 40 años de la fecha. En esa oportunidad, el Jefe de Estado realizó un discurso en La Moneda en que repasó los hechos que culminaron con el quiebre de la democracia y aludió a las responsabilidades civiles en los atropellos a los derechos humanos.

“A muchos de nosotros, que pudimos hacer mucho más en la defensa de los DD.HH., nos alcanza una cuota de responsabilidad”, sostuvo Piñera en esa oportunidad.

Ese año, previo al acto, el Mandatario emitió su recordada declaración respecto de que durante el régimen militar “hubo muchos que fueron cómplices pasivos”, lo que generó duras críticas en su entonces coalición de gobierno.

Aunque para este año se han analizado varios lugares para la ceremonia, en el Ejecutivo señalan que el que más convence es el propio Palacio de Gobierno.

En ese lugar, el Presidente Piñera daría un discurso en que, si bien condenará las violaciones a los derechos humanos, tendrá una mirada más centrada en el futuro, y donde recalcaría que los derechos humanos abarcan “mucho más” que los hechos ocurridos durante el régimen militar.

En La Moneda dicen que su alocución estaría en línea con el mensaje que entregó tras la salida de Mauricio Rojas como ministro de las Culturas, a partir de sus polémicos cuestionamientos al Museo de la Memoria.

“Nuestro gobierno condena categóricamente los atropellos a los derechos humanos, en cualquier tiempo, en cualquier lugar y en cualquier circunstancia”, dijo Piñera el día en que Rojas dejó el gabinete, añadiendo que también condenaba los actuales regímenes de Venezuela y Nicaragua.

La controvertida salida de Rojas terminó dividiendo al bloque oficialista, al reflotar la discusión respecto de las responsabilidades en las violaciones a los derechos humanos en Chile y donde surgieron voces cuestionando que al abordar el tema se omitan las causas que llevaron al quiebre de la democracia.

En este marco, Piñera también recalcó que su compromiso es con una mirada “más amplia” de los derechos humanos y dijo que “el gobierno está especialmente preocupado y ocupado de luchar y atenuar los atropellos a los derechos humanos que pueden hoy afectar a los grupos más vulnerables de nuestro país, como son los niños, los de mayor edad, los migrantes, los privados de libertad e incluso nuestras mujeres”.

Escenario adverso

A diferencia de 2013, donde la entonces oposición valoraba la alusión a los “cómplices pasivos” del régimen militar y el cierre del penal Cordillera, Piñera deberá enfrentar una conmemoración del 11 de septiembre en un contexto marcado por las críticas de la DC al nombramiento de Luis Castillo como subsecretario de Redes Asistenciales, a quien acusan de obstruir la investigación por el homicidio del expresidente Eduardo Frei Montalva. También, en medio de la tramitación del proyecto de libertades condicionales, donde el Ejecutivo busca llegar a un acuerdo tras las críticas que generó en la oposición la decisión de la Corte Suprema de entregar libertad condicional a un grupo de exuniformados que cumplían condena en Punta Peuco.

En este escenario, desde la UDI han advertido, en privado, que esperan que para la conmemoración del golpe la agenda del gobierno “no se vea empañada por la izquierda” y que los proyectos de ley impulsados por el Ejecutivo no se vean afectados.

“Es importante que redefinamos las urgencias parlamentarias y agilizar la tramitación de proyectos que comprometimos en el programa de gobierno. Durante este mes es importante mantener el control de la agenda”, dijo el diputado Juan Antonio Coloma.

En Palacio también señalan que el Presidente Piñera mantiene en pie la idea de impulsar la construcción de un Museo de la Democracia -que reafirmó tras la polémica por las declaraciones del exministro Rojas- y que, como estaba previsto, anunciará los detalles en octubre, cuando se cumplan 30 años del triunfo del No en el plebiscito.

/gap