“Hasta que no se muera alguien no van a parar” había asegurado el argentino Leo Mayer con respecto al calor que azota a Nueva York durante esta edición del US Open y que ha afectado a los protagonistas. En este marco, el español Rafael Nadal sorprendió en uno de los entrenamientos.

El defensor del título utilizó un chaleco de hielo en la práctica previa al duelo ante el austriaco Dominic Thiem por los cuartos de final del Abierto de Estados Unidos.

Rafael Nadal con el chaleco de hielo
Rafael Nadal con el chaleco de hielo

La temperatura rozó los 33°C y el número 1 del mundo se colocó sobre los hombros y a lo largo del pecho la indumentaria que le proveyó la compañía estadounidense Nike. Al parecer, fue más efectiva que las toallas húmedas que entrega la organización del Grand Slam.

El servicio meteorológico anticipa altas temperaturas para los próximos días, aunque el choque entre Nadal y el número 9 del mundo se jugará en el segundo turno de la jornada nocturna de la pista Arthur Ashe, cuando el termómetro no esté tan alto.