El canciller chileno, Heraldo Muñoz, afirmó esta mañana que la decisión del Gobierno boliviano de desplegar un grupo de élite de sus Fuerzas Armadas en la frontera con Chile, “es una acción delicada”.

“Esta es una decisión soberana de Bolivia, pero es una acción delicada. No quisiéramos que esto escalara a algo peligroso”, afirmó el secretario de Estado, minutos antes de emprender viaje junto a la Presidenta Michelle Bachelet al continente asiático.

Sus declaraciones surgen luego de que ayer autoridades del país altiplánico anunciaran la movilización de un grupo de élite de sus Fuerzas Armadas, con el fin de “apoyar la lucha contra el contrabando”.

“La frontera es estable y que está normada por el tratado de 1904 y existen mecanismos de cooperación entre los dos países para combatir el crimen organizado”, afirmó además Muñoz este miércoles.

La medida del Gobierno boliviano viene después de lo ocurrido en marzo pasado cuando nueve de sus ciudadanos fueron arrestados por la policía nacional tras ser sorprendidos incautando un camión en territorio chileno.

En ese sentido, el canciller llamó al Ejecutivo boliviano mantener la “prudencia” respecto de sus acciones en la zona limítrofe con Chile. “Hay que recomendar prudencia al Gobierno bolviano en estos momentos. Chile tiene que estar vigilante y defender nuestros intereses y nuestro territorio”, dijo. “Pero lo importante es mantener una actitud prudente y no escala a algo que pudiera ser peligroso”, sentenció.

/gap