La semana pasada asumió como el nuevo Superintendente de la Educación Superior, Jorge Avilés Barros, abogado que se desempeñaba como jefe de asesores del Ministerio de Educación y, antes, fue investigador en la Fundación Libertad y Desarrollo, centro de pensamiento de la UDI.

Tras asumir el cargo, resurgieron unas declaraciones que Avilés lanzó durante el gobierno de Michelle Bachelet, en medio de la discusión por la gratuidad en la Educación Superior, frases para el bronce en contra de la gratuidad, acusándola de “injusta”.

“Es muy interesante darse cuenta, que esta promesa de gratuidad es tratada por este gobierno como un fin en sí mismo y no como un medio. Y eso yo encuentro que es muy grave porque no solamente confunde a las personas… es un engaño”, aseveró en una entrevista hecha en 2016 por el canal Conciencia de Valores.

El abogado manifestó en ese entonces que “la verdadera promesa debiese ser es que una persona no puede quedar fuera de la educación superior por plata. La gratuidad es un instrumento más para lograr eso, como lo puede ser la beca, el crédito, qué se yo. ¿Qué es lo que pasa con la gratuidad universal? Es injusta porque al final los que van a la educación superior son los más ricos”.

Pese a su postura, lo cierto es que la gratuidad en la educación no le cae nada de mal a Avilés. Según el portal Becas Chile, el ahora superintendente postuló para cursar gratis un magister en la sede Los Angeles de la Universidad de California. Sin embargo, lo cierto es que fue uno de los 930 postulantes que no fue seleccionado para adquirir la beca.