La Embajada de Chile en China negó que las cerezas destruidas por posibles trazas de covid-19 fueran chilenas.

Este sábado China reportó haber destruido varios paquetes de cerezas chilenas y australianas por contener trazas de covid-19. Los frutos habían sido comercializados en la provincia de Jiangsu, cerca de Shanghái.

La Embajada Chilena, en declaraciones a Global Times, dijo que no ha recibido ninguna comunicación oficial de la Administración General de Aduanas de China, ni ninguna otra autoridad oficial, que certifique que el producto era importado de Chile.

“Como esta situación no ha sucedido, negamos que estas cerezas sean de Chile”, dice el comunicado.

Además, aseguraron que la industria exportadora chilena ha incrementado diversos programas de vigilancia sanitaria a largo de todo el proceso productivo para prevenir y reducir el riesgo de contagio.

Al respecto, el Ministerio de Relaciones Exteriores comprometió pronta confirmación.

Sin embargo, la información del sábado generó un impacto “importantísimo” en la comercialización de cerezas chilenas en China, según informaron desde la Asociación de Exportadores de Fruta de Chile (ASOEX).

A través de un comunicado, indicaron que ha disminuido la rotación en los mercados mayoristas, con una reducción de precios de un 59% y que, pese a esa disminución, la rotación está muy bajo la tendencia (27%).

En cuanto al retail, la venta por local de cerezas chilenas ha disminuido un 70% y los precios están cayendo notoriamente.

Aseguraron que la situación empeora día a día, lo que está impactando fuertemente en la industria. Finalmente, declararon que están “implementando a través de agencias de publicidad chinas, acciones en medios masivos, redes sociales y líderes de opinión, destinadas a recuperar la confianza de los consumidores”.

/psg